Llámanos al número gratuito 919049990

Tipos de préstamosA menudo, sobre todo cuando se trata de la creación de nuevas empresas, tendemos a recurrir a la búsqueda de financiación a través de los métodos más tradicionales: la financiación bancaria. Sin embargo, en el mercado financiero conviven multitud de tipos de préstamo de los que seguramente muchos de nosotros no habíamos escuchado hablar hasta el momento. A lo largo de este post te contamos todos y cada uno de ellos.


Definición de préstamo

Cuando hablamos de préstamos nos referimos a la acción de prestar o entregar a otra persona una cantidad de dinero determinado o un bien concreto. Todo ello por un periodo de tiempo (denominado plazo) previamente estipulado por el contrato de préstamo  y por el cual se establecen las figuras de prestamista y prestatario. En este tipo de operaciones financieras, el segundo se verá obligado a devolver lo prestado al primero a cambio de un tipo de interés también fijado. Es importante decir aquí que no hay que confundirnos con los créditos online, ya que son un producto financiero totalmente distinto.


Tipos de préstamos

Como podremos imaginar, los tipos de préstamos son muchos y muy variados, ya que pueden existir una gran cantidad de características o tipologías... Así, los criterios de clasificación de las operaciones de préstamo serán varias:

Tipos de préstamos según el destino

Esto es, si los préstamos están destinados a una u otra cosa. Aquí podemos encontrarnos con los préstamos consuntivos -préstamos dedicados al consumo-, y los préstamos productivos, dedicados a la producción de bienes y servicios. Estos a su vez pueden dividirse en:

  • préstamos derivados a la explotación o circulante.
  • préstamos de inversión (destinados a la inversión de inmovilizado).

Tipos de préstamos según la garantía

Si se trata de préstamos con garantía personal o por el contrario, no disponen de ella. Aquí vemos:

  • préstamos con garantía personal (no confundir con los préstamos o créditos personales), los cuales son concedidos ateniendo únicamente a la solvencia del prestatario o un tercero con papel de avalista.
  • Préstamos con garantía real: Se establece como garantía un determinado bien (ya sea mueble o inmueble). Dentro del mismo, nos encontramos con préstamos con garantía hipotecaria y préstamos con garantía pignoraticia (donde como aval y respaldo de pago, se establece un mueble dado en prenda). 

Tipos de préstamos según el plazo de vencimiento

Este es uno de los criterios más conocidos por todos y a los que más atendemos a la hora de clasificar un préstamo. Los préstamos que podemos encontrar dentro del mismo son:

  1. A corto plazo (préstamos que no superan el año).
  2. Medio plazo (préstamos cuya amortización es de entre doce y tres años).
  3. Largo plazo (plazo de vencimiento superior a los tres años).

Tipos de préstamos según el tipo de interés

Existen dos tipos de préstamos según este criterio:

  • préstamos con un tipo de interés fijo: durante toda la vida de la operación
  • préstamos de interés variable: en los que el tipo de interés puede ser diferente al inicial.

En todo caso, este es un criterio fundamental al que debemos atender en el momento de la firma del contrato de préstamo mercantil, ya que en función de esto el coste de la financiación variará mucho.

Tipos de préstamos según el beneficiario

Podemos encontrarnos con:

  • préstamos privados: concedidos a particulares por parte de personas físicas y jurídicas de carácter privado
  • préstamos públicos: aquellos otorgados por instituciones públicas Este tipo de préstamos suele poseer un tipo de interés muy bajo, ya que en multitud de ocasiones, se trata de préstamos propulsados por planes de ayuda a determinados colectivos o sectores.

Tipos de préstamos según el prestamista

Según el prestamista nos encontramos con:

  • préstamos con prestamista único: en el que la persona física o jurídica que presta su dinero es únicamente una
  • préstamos sindicados: donde la cuantía solicitada es otorgada por varias entidades financieras 

Tipos de préstamos según la forma de instrumentación

Aquí existen tres tipos de préstamos:

  1. Préstamos en póliza mercantil: aquellos que necesitan ser documentados en póliza mercantil intervenida por Corredor de Comercio.
  2. Préstamos en efectos financieros: al contrario que en el caso anterior, son documentados en letra de cambio donde el prestamista acepta la letra de cambio por el importe del crédito adeudado.
  3. Préstamos en escritura pública: suelen ser los más comunes. Son autorizados por notario, especialmente cuando se requieren garantías hipotecarias.

Tipos de préstamos según el sistema de amortización

Es el último de los criterios, y dentro del mismo encontramos cuatro tipos:

  1. Préstamo con liquidación de intereses y devolución del capital al vencimiento.
  2. Préstamo por cuotas constantes: suele ser el más común y en cada cuota se pagan las cantidades compuestas por capital e intereses devengados hasta el momento.
  3. Préstamos por cuotas constantes de capital pero con liquidación de intereses pos pagables a cada periodo sobre el capital vivo.
  4. Préstamos por cuotas crecientes (capital e intereses).

Al igual que en el tipo de interés, es importante atender a las cláusulas relativas a este criterio a la hora de firmar el contrato de préstamo.


Tipos de préstamos: la infografía

Tipos de préstamos

Otros tipos de préstamos

Además de todos los préstamos que ya hemos nombrado, existen otros muchos que vamos a nombrar a continuación y de los cuales vamos a dar unas pequeñas pinceladas.

Préstamo hipotecario

Se trata de un producto bancario –préstamo- que permite al prestatario (cliente que percibe el montante) recibir una determinada cantidad de dinero de una entidad de crédito, asumiendo por ello determinadas obligaciones de pago entre otras. Este tipo de préstamos lleva intrínseco una garantía personal de pago (la obligación que como prestatario se obtiene) y una garantía real consistente en la hipoteca de un bien inmueble, lo cual implica que si el cliente no devuelve al banco la cantidad estipulada, éste puede quedarse con la vivienda sujeta a hipoteca convirtiéndose así en propietario de la misma.

¿Qué tipo de interés poseen? En este caso, el tipo de interés es mucho menor al de los préstamos de circulante, por ejemplo, y es importante recordar que el préstamo solicitado nunca podrá superar el 80% del valor de la vivienda utilizada como aval, por lo que en muchos casos será necesario complementarla con otro tipo de financiación como créditos no bancarios.

Préstamo participativo

Se trata de un instrumento financiero consistente en la otorgación de préstamo acordado con una entidad financiera en el que al mismo tiempo participan otras entidades. Es por lo tanto un instrumento financiero intermedio entre el capital social al que puede recurrir cualquier empresa y el pasivo financiero. Este tipo de préstamo es utilizado por las empresas en momentos determinados para favorecer su estructura financiera al tratarse de un híbrido entre un préstamo tradicional y las inversiones de capital riesgo.

¿Cómo funciona? Las entidades financieras van otorgando financiación a las empresas solicitantes a medida que van consiguiendo determinados objetivos fijados en el plan de negocio.

¿Qué tipo de interés posee? Se trata de un préstamo a largo plazo que puede tener incluso posibilidad de carencia (dependiendo de la consecución o no de los hitos empresariales). El tipo de interés de este préstamo suele ser mixto, ya que suelen tener una parte fija y otra de interés variable (la cual dependerá de los indicadores del sector económico al que pertenezcan).

Una de las peculiaridades de este tipo de financiación de empresas es que en el momento de la firma del contrato se puede estipular una fecha final en la que la entidad financiera con la que se contrae el préstamo, puede convertir el préstamo en un porcentaje de la empresa –acciones de la empresa-.

Estos préstamos se otorgan a empresas que cuentan con un carácter innovador, por lo que ser beneficiarios de este tipo de préstamos puede mejorar la imagen de la empresa.

Préstamo inter-empresarial

Se trata de préstamos o créditos en los que un profesional (empresario) presta a otro una determinada cantidad de dinero en el normal desarrollo de su actividad laboral. Este tipo de préstamos están vinculados por lo tanto a préstamos de circulante necesarios para el correcto desarrolla de la tareas cotidianas de la empresa. El tipo de interés de este tipo de financiación suele ser, en términos generales, menos costoso que en el caso de la financiación bancaria ya que la figura de prestamista es adquirida por un individual.

Préstamos a través de Crowdlending

También conocidos como préstamos entre particulares  o préstamos P2P . Se trata, como su propio nombre indica, de un tipo de préstamo no bancario –no requiere de intervención bancaria- en el las empresas (o particulares) reciben financiación fondeada a través de inversores particulares que confían en su proyecto a cambio de un determinado tipo de interés/rentabilidad. Todo este proceso es gestionado a través de plataformas de inversión online de Crowdlending.

Los intereses de los préstamos por Crowdlending son muy inferiores a los de otras alternativas de financiación de proyectos.

¿Y tú? ¿Por qué tipo de préstamo te decantas? ¡No lo pienses más y solicita ya tu préstamo a través de Crowdlending!   

Gracias por leernos

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

¿Necesitas ayuda?

Llámanos al 975 245 192 o pon aquí tu móvil y te llamamos nosotros. Un gestor personal te atenderá personalmente y sin compromiso.