Llámanos al número gratuito 919049990

PrestamistaMuchas veces, la gente confunde dos conceptos: prestamista y prestatario. Es por ello que en nuestro diccionario financiero reservamos este espacio para explicar quién es o a quien se considera un prestamista, con la finalidad de no confundirlo nunca más con el término prestatario.


Prestamista: concepto

Según la RAE, un prestamista es aquella “persona que da dinero a préstamo”, definiendo como préstamo al “contrato mediante el cual un particular se obliga a devolver el dinero que le ha sido prestado”. Por lo tanto, un prestamista es aquella persona que presta dinero cobrando un interés junto con la devolución del capital prestado.


Prestamista: Características

Como hemos visto, un prestamista es aquel que presta un bien, en este caso dinero, a cambio de recibir de vuelta el capital cedido más unos intereses asociados al préstamo.

Es importante el hecho de que, cualquier persona o entidad que ceda un bien, para poder ser considerado prestamista tiene que cobrar un interés por dicho préstamo. O lo que es lo mismo, en el caso de que alguien ceda dinero a otra persona sin cobrarle un interés no será considerado prestamista.


Tipos de prestamistas en líneas generales

Existen diversos tipos de prestamistas. En líneas generales distinguimos entre prestamistas bancarios, prestamistas no bancarios y prestamistas a título individual.

Prestamistas bancarios

Cuando pensamos en un prestamista, siempre nos viene a la cabeza el prestamista bancario. Los prestamistas bancarios son, como es lógico, las entidades financieras que tienen entre los productos y servicios que ofrecen la financiación a través de préstamos.

Es generalizada la idea de que “si necesitas financiación tienes que ir al banco”. A pesar de ello, en la actualidad, y cada vez con más fuerza se están imponiendo competidores a los bancos como otorgantes de financiación, como por ejemplo plataformas de crowdlending como MytripleA. 

Prestamistas no bancarios

Los prestamistas no bancarios son la alternativa más generalizada al prestamista bancario, la alternativa que cada día más se están imponiendo, y se están convirtiendo en un claro competidor de los bancos. Estos prestamistas no bancarios son personas particulares que prestan su dinero a través de plataformas de financiación participativa.

Dentro de la financiación alternativa, encontramos las plataformas de crowdlending como MytripleA como decíamos anteriormente, que conceden préstamos a empresas y autónomos que son fondeados íntegramente por inversores particulares. Es por ello, que este tipo de financiación por crowdlending recibe el nombre de préstamos P2P, o lo que es lo mismo, entre particulares.

Prestamistas a título individual

Los prestamistas a título individual son aquellos que ofrecen préstamos privados para empresas o también dirigidos a particulares. Generalmente, los prestamistas a título individual suelen solicitar una garantía que sirva de aval para el reembolso del préstamo.

Es muy importante tener cuidado con este tipo de prestamistas, ya que se han dado casos de fraude. Personas que haciéndose pasar por prestamistas individuales ofrecen préstamos a particulares o empresas en una situación delicada, cobrándoles por su solicitud cierta cantidad de dinero a modo de “comisión de apertura”. Estas prácticas, además, están creando una muy mala imagen a los verdaderos prestamistas a título individual.

Para detectar el fraude si nos encontramos ante un prestamista a título individual puedes seguir los siguientes consejos:

  • Suele tratarse de personas extranjeras que ofrecen préstamos individuales en tu país.
  • Únicamente proporcionan su nombre y correo electrónico como datos de contacto. Generalmente, en estos casos, la cuenta de correo electrónico suele ser de un dominio gratuito como Gmail, Hotmail o Yahoo, entre otros.
  • En los correos electrónicos suelen abundar las faltas de ortografía, probablemente derivados del “copy-paste” procedente de un traductor online.
  • Las cantidades ofrecidas suelen ser bastante elevadas, y los intereses a cambio suelen ser muy bajos.
  • Suelen exigir el pago de algunas cantidades, a modo de comisión de apertura y gestión, sin las cuales no se obtendría el préstamo. A veces, suelen solicitar un segundo ingreso a modo de seguro para el préstamo.
  • En líneas generales, suelen solicitar hacer el pago mediante WesternUnion o MoneyGram, los cuales no dejan rastro. ¡OJO! ¡Nunca envíes dinero a nadie que no conozcas y te lo solicite por estos medios! Suele ser fraude.


Otros tipos de prestamistas

Además, también podemos distinguir entre prestamistas comerciales y prestamistas individuales.

Prestamistas comerciales

Los prestamistas comerciales suelen entrar dentro de los dos primeros grupos anteriores: prestamistas bancarios y no bancarios. Son aquellos que dedican su actividad comercial a la concesión de préstamos, y obtienen sus beneficios de las comisiones cobradas por estos servicios.

Prestamistas no comerciales

Los prestamistas no comerciales suelen ser prestamistas individuales que no se dedican como actividad principal a la comercialización de préstamos, sino que tratan esta actividad como una actividad económica o no lucrativa secundaria, y lo hacen prescindiendo de la intervención de una entidad financiera, ya sea bancaria o no.


¿Quieres convertirte en un prestamista de empresas a través del crowdlending? Regístrate gratis como inversor en MytripleA.

¿Necesitas ayuda?

Llámanos al 975 245 192 o pon aquí tu móvil y te llamamos nosotros. Un gestor personal te atenderá personalmente y sin compromiso.