Llámanos al número gratuito 919049990

Rentabilidad garantizadaExisten un tipo de fondos y depósitos que están garantizados. Se trata del tipo de productos financieros en los cuales se ofrece a los inversores una protección del 100% del capital que han invertido, es decir, que garantizan que este capital les va a ser devuelto. Otra forma de ofrecer esta seguridad es a través de la rentabilidad garantizada.


¿Qué entendemos por rentabilidad garantizada?

La rentabilidad garantizada es aquella que se da cuando el beneficio reportado por una inversión que se encuentra asegurado al 100%, y será obtenido de manera íntegra y periódicamente por el inversor. Normalmente este tipo de rentabilidad garantizada suele ser asociada al tipo de productos financieros con un nivel de riesgo bajo, por lo que no podemos encontrar esta rentabilidad garantizada en productos financieros con un nivel de riesgo alto. No obstante, esa menor rentabilidad que está asegurada se compensa con la certeza que tiene el inversor de saber que su dinero le va a ser restituido.


¿Qué tipo de productos financieros tienen una rentabilidad garantizada?

En el mercado existen dos tipos de productos financieros por excelencia que ofrecen este tipo de rentabilidad garantizada; estos son los depósitos bancarios y los fondos garantizados, destinados a los inversores con un perfil más conservador que ven en la rentabilidad garantizada como una forma segura de invertir. Además hoy en día existen inversiones garantizadas en crowdlending, es decir, invertir en préstamos para empresas que cuentan con el aval de una SGR.

Fondos de renta fija con rentabilidad garantizada

Los fondos garantizados son uno de los productos financieros más comunes en nuestro país. Suponen aproximadamente el 40% del patrimonio total invertido en fondos españoles, y dentro de este tipo, los más destacados son los fondos garantizados de renta fija o fondos garantizados de rendimiento fijo con un periodo de unos 12 meses.

Podemos encontrar diferentes tipos de fondos con rentabilidad garantizada, entre los que encontramos fondos de renta fija, de renta variable, o mixtos; y también de dinero y de divisas; pero siempre con rentabilidad garantizada sea el tipo que sea.

Los fondos de renta fija con rentabilidad garantizada, son los que generalmente son más conocidos, y son, por tanto, aquellos en los cuales al finalizar un periodo de tiempo determinado, el inversor va a recibir el capital que invirtió más una rentabilidad fija garantizada. Al finalizar el plazo de este tipo de fondos pueden acontecer tres situaciones en relación a la rentabilidad garantizada y a la rentabilidad final:

  • Que la rentabilidad final sea mayor a la rentabilidad garantizada: En este caso el inversor del fondo obtendrá una rentabilidad mayor a la rentabilidad garantizada.
  • Que la rentabilidad final sea menor que la rentabilidad garantizada: En este caso la entidad financiera encargada de gestionar el fondo debe de entregar la diferencia de esta al inversor, ya que como mínimo este se asegura recibir la rentabilidad garantizada a la que había firmado su depósito o fondo garantizado.
  • Que la rentabilidad final sea igual que la rentabilidad garantizada: En este caso no existe ningún problema para el inversor ya que la rentabilidad garantizada coincide con la real.

La rentabilidad de este tipo de productos financieros suele ir referida a la evolución de un índice de referencia como por ejemplo el IBEX-35, o a un conjunto de ellos como puede ser el CAC-40, FT-100 Londres, entre otros.

Fondos de inversión con rentabilidad garantizada

En los Fondos de Inversión Garantizados, la rentabilidad garantizada obtenida se ofrece a los inversores que se comprometan a no venderlo en un determinado plazo, el cual suele ir desde 1 a 10  años, y en ningún momento, durante el periodo acordado el inversor puede retirar los fondos de manera gratuita, ya que la entidad con la que haya firmado dicho préstamo le cobrará una cuota de cancelación previamente acordada.

Este tipo de fondos con rentabilidad garantizada tiene como clientes potenciales los inversores más adversos al riesgo, es decir, aquellos que prefieren inversiones más seguras aunque menos rentables.

Los expertos en finanzas recomiendan que este tipo de fondos no superen los 5 años, ya que, a partir de este vencimiento, el encarecimiento del nivel de vida puede ser superior a la rentabilidad obtenida con dichos fondos.

Si ocurriera que en el momento del vencimiento el fondo de inversión no consiguiera, como mínimo, la rentabilidad garantizada a los inversores, será la entidad emitente la que tendrá que aportar la diferencia hasta la rentabilidad prometida.


La rentabilidad garantizada en crowdlending

La rentabilidad garantizada, hoy en día se sitúa por debajo del 1%, dependiendo del plazo de vencimiento. Durante los años anteriores a la crisis financiera y durante sus primeros años, este tipo de fondos ofrecía una rentabilidad garantizada de entre el 4 y el 5%, muy superior a la rentabilidad actual. Por lo tanto, actualmente se trata de una rentabilidad extremadamente baja, por lo que, generalmente los inversores prefieren buscar otro tipo de alternativas con un riesgo bajo pero con una rentabilidad superior.

Algunos de estos inversores encuentran como alternativa a estos depósitos las inversiones garantizadas que MytripleA ofrece. En este tipo de inversiones, el inversor prestará su dinero a empresas que han obtenido previamente un aval de una sociedad de garantía recíproca, que en caso de impago, se hará cargo de la deuda, por tanto, el inversor recuperará siempre su inversión. Gracias a este tipo de inversiones, el inversor obtendrá una rentabilidad media del 2%, una rentabilidad muy atractiva teniendo en cuenta la que se ofrece actualmente por depósitos u otros productos. Este tipo de inversiones sólo las ofrece MytripleA. 

¿Necesitas ayuda?

Llámanos al 975 245 192 o pon aquí tu móvil y te llamamos nosotros. Un gestor personal te atenderá personalmente y sin compromiso.