Llámanos al número gratuito 919049990

Interés

InterésEl concepto del valor del dinero en el tiempo nos indica que un euro hoy vale más que un euro mañana. Partiendo de esta idea, es donde aparece el concepto de interés. El valor del dinero cambia a medida que pasa el tiempo y el interés se encarga de compensar esa variación del valor.


¿Qué entendemos por interés?

El interés es un índice utilizado en la rama de la economía y las finanzas que puede ser visto desde dos puntos de vista.

  • Por un lado se trata de la rentabilidad obtenida por una particular por sus ahorros o por las inversiones que este ha realizado en diversos proyectos o productos. Es decir, de alguna forma lo entendemos como el beneficio obtenido por prestar su dinero y no poder disponer de él durante un periodo de tiempo.
  • Por otro lado se trata del precio que pagamos o el coste que nos supone pedir un préstamo o crédito.


¿Cómo se calcula el interés?

El importe de dicho concepto se calcula teniendo en cuenta principalmente los factores de tiempo y dinero, la forma más común de verlo representado es en forma de porcentaje. Este interés a menudo se aplica de forma mensual o anual, por tanto aquella persona que desea obtener ingresos de sus ahorros puede depositarlos en el banco o invertirlos en algún proyecto a cambio de un interés que le puede ser generado mensualmente. Igualmente, si un particular o una empresa desea obtener financiación se le ofrecerá el importe deseado al que se le aplicará un porcentaje teniendo en cuenta factores como el riesgo además del tiempo y el importe prestado, dicho porcentaje supondrá el coste de su financiación, es decir, su interés.

Por otra parte, las tasas de interés son aquellas que representan el valor del dinero en el mercado financiero. Cuanto más dinero hay en una economía, la tasa de interés baja y cuando sucede lo contrario, la tasa de interés sube.


Tipos de interés

  • Interés Fijo: Es aquél que se mantiene constante en el tiempo durante toda la duración del préstamo. En este caso este interés no tiene en cuenta por ejemplo la tasa de interés actual del mercado, sino que queda fijado previamente y se mantiene hasta el final.
  • Interés Variable: En otros casos se puede establecer un tipo de interés que varíe en función del tipo de interés del mercado, por ejemplo en muchas ocasiones se coge referenciado a las variaciones del Euribor. No obstante, el importe suele fijarse dentro de un rango que contenga un interés mínimo y un máximo.

El interés también puede ser clasificado según su cálculo. En este caso tenemos dos tipos de interés;  el interés simple y el interés compuesto.

¿Necesitas ayuda?

Llámanos al 975 245 192 o pon aquí tu móvil y te llamamos nosotros. Un gestor personal te atenderá personalmente y sin compromiso.