Llámanos al número gratuito 919049990

Interés simple

Interés simple	El interés, como concepto general, es la renta que se paga por emplear dinero ajeno o que se obtiene al destinar ese capital a la inversión, durante un número de periodos de tiempo determinados.

Si este interés se configura como interés simple, los intereses que se generan al ceder o recibir un capital durante un número determinado de periodos de tiempo, se deben sólo a la aplicación del tipo de interés al capital inicial. Por lo tanto, el interés simple se calcula en base al capital principal, a la tasa de interés y al plazo.

Lo verdaderamente relevante respecto al interés simple, es que los intereses producidos por el capital en un determinado periodo no se acumulan al mismo para generar los intereses correspondientes al siguiente periodo. Esto significa que el interés simple que genera el capital invertido será igual en todos los periodos de la inversión.


Fórmula del interés simple

El interés que produce un capital es directamente proporcional al capital inicial, al tiempo y a la tasa de interés. Esto se representa bajo la fórmula:

I = C* i*(t/n)

Siendo:

  • I: intereses generados.
  • C: importe del capital invertido.
  • i: tipo de interés anual aplicado sobre el capital, expresado en porcentaje.
  • t: días de devengo de los intereses sobre los “n” días del año.
  • n: número de días del año, 360 días si se considera año comercial o 365 días si se considera año natural.


Ejemplo del cálculo del interés simple

Si queremos invertir 5.000 euros a un 6% de tipo de interés anual durante 20 años, ¿Cuáles serán los intereses generados  y el capital final que se obtendrá?

Para calcular los intereses generados, aplicamos la fórmula anteriormente presentada:

I = 5.000*0,06*20 = 6.000 euros

Para obtener el capital final bastaría con sumar los interese generados al capital inicial, o aplicar la siguiente fórmula:

C20 = C0*(1+n*i) = 5.000*(1+20*0,06) = 11.000 euros


Gracias por leernos

¿Necesitas ayuda?

Llámanos al 975 245 192 o pon aquí tu móvil y te llamamos nosotros. Un gestor personal te atenderá personalmente y sin compromiso.