Llámanos al número gratuito 919049990

Fuentes de financiaciónLa financiación consiste en la obtención de recursos financieros necesarios para que una empresa pueda llevar a cabo su actividad o determinados proyectos a largo plazo.

Todas las empresas necesitan activos financieros para poder realizar sus proyectos empresariales, por lo que recurren a diferentes fuentes de financiación para conseguir los recursos necesarios para llevarlos a cabo.


Tipos de financiación: Financiación interna vs Financiación externa

La empresa, a la hora de buscar fuentes de financiación puede hacerlo de dos formas:

Fuentes de financiación de la empresa interna

Este tipo de financiación hace referencia a los recursos propios de la empresa conformados por regla general por los beneficios obtenidos y no distribuidos y las reservas de la empresa. Hay que tener en cuenta que, utilizar todos los recursos propios supone quedarse sin fondos para las operaciones a corto plazo de la empresa, lo cual empeora el ratio de liquidez de la empresa. Es aconsejable recurrir a fuentes de financiación externas, al menos en parte.

Fuentes de financiación de la empresa externa

Supone recurrir a fuentes de financiación que no pertenecen a la empresa, lo cual implica un coste que dependerá del tipo de financiación al que se acceda, por lo que es importante realizar un estudio previo antes de decidirse por una u otra y elegir las cantidades para cada una de ellas.

Normalmente, es complicado contar con recursos propios suficientes para llevar a cabo desarrollar correctamente determinados proyectos, por lo que la mayoría de las veces es necesario acudir a fuentes de financiación externas.

Si la empresa dispone de suficientes recursos propios, lo ideal sería combinar los dos tipos de financiación, para no agotar todos los recursos de la empresa pero tampoco ser completamente dependiente de la financiación externa.


Fuentes de financiación de empresas: Infografía

Fuentes de financiación de la empresa


Fuentes de financiación externa de la empresa

Hasta hace relativamente poco tiempo, las empresas creían que la única forma de financiarse era acudir a una entidad bancaria a pedir un préstamo, sin embargo a día de hoy existen diferentes fuentes de financiación para empresas alternativas que les permiten financiarse sin tener que acudir a los bancos.

Las alternativas financieras más novedosas y que más están creciendo en los últimos años en España son las conocidas como “Crowd”, que podemos traducir como “multitud”.

Crowdfunding como tipo de financiación

El crowdfunding es un tipo de financiación que también es conocido como micromecenazgo. Consiste en la donación de pequeñas cantidades por parte de particulares a otras personas o empresas que necesitan financiación a cambio de algún tipo de recompensa.

Crowdinvest como tipo de financiación

El Crowdinvest es un tipo de financiación que consiste en la adquisición por parte de los inversores de participaciones en una empresa, normalmente startups. La rentabilidad que obtenga el inversor dependerá del éxito que tenga la empresa.

Crowdlending como fuente de financiación

El Crowdlending es un tipo de financiación, también conocido como préstamos entre particulares, hace referencia a la financiación de empresas que necesitan recursos financieros para llevar a cabo sus proyectos a través de inversores particulares a cambio de unos intereses, que dependerán de las características y del riesgo de la operación. Presenta una tendencia al alza en España.

En MytripleA te ofrecemos este tipo de préstamos, de forma fácil y sencilla. ¡Solicita tu préstamo en MytripleA!.


¿Necesitas ayuda?

Llámanos al 975 245 192 o pon aquí tu móvil y te llamamos nosotros. Un gestor personal te atenderá personalmente y sin compromiso.