Llámanos al número gratuito 919049990

La directiva europea de pagos exigirá a la banca tradicional que colaborare con los nuevos competidores tecnológicos, a través de APIs que permitan a las empresas Fintech acceder a los datos de terceros. El usuario recuperará así el control de sus datos financieros y podrá decidir a qué proveedores se los facilita.

Esto ha generado un debate respecto a quien gana y quien pierde en este aspecto, por ese motivo trasladamos las siguientes preguntas a nuestros expertos. 

¿Cuáles crees que serán las consecuencias para el sector fintech? ¿Y para la banca tradicional? ¿Lo consideras una medida positiva para el consumidor? 

Directiva PS2
Directiva PS2

2 Respuestas

Enrique Serrano

Socio fundador y director de @financlick

18/12/2017

El marco de la nueva directiva europea beneficia a todos, bancos, empresas fintech y, sobretodo, consumidores. El hecho de obligar al sector bancario a integrar sus datos con las fintech abre la puerta a alianzas estratégicas entre ambos, lo que sin duda será un beneficio para todo el sector financiero.

En cuanto a los bancos se les abre una oportunidad muy buena de poder aliarse con uno de sus competidores con mayor potencial de los últimos tiempos, las fintech, lo que permitirá su desarrollo en nichos de mercado y/o en productos/servicios con mejor orientación al cliente y con una especialización tecnológica que, por ahora, muchos de ellos no tienen. En cuanto a las fintech, ir de la mano del líder indiscutible en el sector, la banca, supone la oportunidad de acelerar su crecimiento. Y, por último, el más beneficiado de todo esto va a ser el consumidor, que disfrutará de servicios mucho más eficientes y económicos y, muy probablemente, integrados en su operativa bancaria habitual. Para el consumidor, la entrada de competencia siempre es buena, y lo es especialmente en España, donde se está produciendo una concentración de entidades ciertamente peligrosa.


Jacobo Ferrando

Agente financiero. Lasfinanzascambian. @JacoboFerrando

18/12/2017

La medida es una gran noticia principalmente para el consumidor que, al final, es lo único que importa. La agregación de datos de bancarios no implica, al menos inicialmente, un traslado de la operativa y sí una gestión más eficiente de los recursos financieros en cuanto a que el cliente, por ejemplo, sólo abrirá una aplicación para ver las diferentes cuentas que tiene abiertas en diferentes entidades. Al final, es el paso más lógico hacia la mejor experiencia de los clientes no sólo en términos de usabilidad, sino en cuanto a transparencia y costes. La banca se enfrenta a múltiples retos a la vez a los que se suma el límite a los costes de los servicios bancarios tradicionales surgidos a raíz de la nueva normativa comunitaria sobre el derecho de acceso a una cuenta corriente. El proceso de transformación de su negocio es obligado. No sólo han de soltar lastre de los negocios que no sean propios (como ha hecho BBVA), sino que su pervivencia depende de la sensibilidad que tengan hacia estos nuevos hábitos que tenemos los consumidores. Convertirse en un marketplace, mudar hacia el blockchain y descentralizar su operativa puede ser su mejor, aunque no fácil, salida. Las fintech corren el riesgo de la complacencia y, como he señalado en otras ocasiones, del monoproducto. La planificación y divulgación financiera van mucho más allá de lo que se está proponiendo actualmente. Sin duda, el inmediato futuro y el auge de las tecnologías cognitivas y la inteligencia artificial son los mejores aliados para completar la transformación propuesta por las FinTech


¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

¿Necesitas ayuda?

Llámanos al 975 245 192 o pon aquí tu móvil y te llamamos nosotros. Un gestor personal te atenderá personalmente y sin compromiso.