Llámanos al número gratuito 919049990

Ventaja comparativa

Ventaja comparativaHoy en día nos encontramos en un mundo totalmente globalizado, el comercio internacional está creciendo a un ritmo imparable y la interconexión entre países es cada vez es más latente. Por eso hemos considerado interesante explicar un concepto que emana directamente del comercio internacional, la ventaja comparativa. 


¿Qué es la ventaja comparativa?

La ventaja comparativa es una extensión de la teoría de la división del trabajo de Adam Smith. Esta teoría fue ideada por David Ricardo en 1817 que trató de explicar las grandes ganancias que puede llegar a generar el libre comercio. Según esta teoría aunque un país, dados sus recursos, capital, trabajadores y demás, no adquiera una ventaja absoluta en la producción del algún bien en concreto, le es conveniente especializarse en alguna producción y conseguir así que su desventaja sea menor. Igualmente, aquellos países con una ventaja absoluta en la producción de varios bienes deben especializarse en aquellos bienes cuya ventaja sea mayor. Así se conseguirá la ventaja comparativa.

Es decir, se basa en la clásica teoría de la división del trabajo. En un mercado global, resulta mucho más eficiente para un país especializarse en una producción determinada, aquella en la que sea más productiva y comercializarla con el resto de países. Es decir, que aunque sea productivo en varias actividades, le resulta más rentable especializarse en una determinada y adquiera la producción en otras actividades a través de otros países especializados en esas mismas.


Ventaja comparativa aplicada a la vida cotidiana

Pero esta teoría no solo ocurre en el comercio internacional, sino que también puede ser aplicada a la vida cotidiana. Y para ello vamos a poner un ejemplo haciendo que resulte muy fácil de comprender con un médico y una niñera. Un médico puede ser muy bueno ejerciendo como tal y atendiendo a la salud de las personas e, igualmente, una niñera puede ser muy eficiente haciéndose cargo del cuidado de los niños. Esta teoría determina que si suponemos que el médico no solo es bueno ejerciendo como tal sino también cuidado de sus hijos mejor que la niñera, sin embargo contrata a la niñera porque considera que su ventaja comparativa es la de ejercer como médico. Cada hora que trabaja como médico le renta más que encargarse del cuidado de los hijos ya que de esta forma adquiere dinero para poder cubrir gastos. 


Gracias por leernos

¿Necesitas ayuda?

Llámanos al 975 245 192 o pon aquí tu móvil y te llamamos nosotros. Un gestor personal te atenderá personalmente y sin compromiso.