Llámanos al número gratuito 919049990

Seguro de Decesos

Seguro de DecesosEl seguro de decesos es aquel seguro que cubre todos los gastos derivados del entierro del asegurado, así como todos los trámites y gestiones necesarias de realizar en el momento del fallecimiento. El seguro de decesos es un seguro de prestación de servicios incluido en los seguros de personas.


¿Qué incluye el seguro de decesos?

Por lo general, en el seguro de decesos se contrata un capital actualizado y revalorizado anualmente para asumir los costes del entierro y el funeral, y en la póliza se desgranan los servicios que se prestarán con ese capital.

Hay que recalcar que el capital que el asegurado va a percibir por su seguro no se corresponde a la suma de las cuotas que haya pagado, si no que dependiendo del tipo de cuota que se haya acordado el capital a percibir para realizar el funeral será mayor o menor. De aquí se puede deducir que cuanto antes fallezca el asegurado, menos cuotas habrá satisfecho y por lo tanto más rentable le saldrá el entierro. Pero evidentemente los intereses del asegurado pasan por pagar la mayor cantidad de cuotas posibles, sinónimo de que vivirá más años. Por esta razón al seguro de decesos se le considera un bien negativo, una vez que ha sido contratado al beneficiario le interesa que le sea lo menos rentable posible.

Entre los servicios más comunes destacan:

  • Modelo y calidad del ataúd, lápida y nicho.
  • Coronas, esquelas y coche de acompañamiento.
  • Repatriación con los gastos médicos y legales incluidos.
  • Servicio de gestoría que incluye trámites administrativos y burocráticos ante organismos oficiales, como el certificado de defunción.
  • También puede incluir otros servicios como el traslado, incineración, etc.

Respecto a la duración del seguro de decesos, normalmente es anual prorrogable, por lo que pasado un año se prorroga automáticamente a no ser que el asegurado lo comunique a la compañía por escrito con dos meses de antelación (no devolviéndose las primas entregadas).

Si tras el fallecimiento, no son utilizados todos los servicios contratados con ese capital, la compañía aseguradora debe reembolsar la parte proporcional de los servicios no utilizados.


Problemática asociada al seguro de decesos

Hay que tener cierto cuidado respecto a las condiciones de salud del asegurado cuando se contrata el seguro de decesos. En el momento del fallecimiento la compañía puede rechazar el pago de la prestación, si tiene indicios de que la enfermedad causante del fallecimiento es anterior a la contratación del seguro. Sobre esto, es importante si en el momento de la contratación de la póliza la aseguradora realizó un cuestionario de salud. Si existe este cuestionario y el solicitante ocultó algún dato, la aseguradora puede rehusar el pago; pero si no existe este cuestionario en ningún momento la compañía se puede negar a pagar el citado seguro de decesos.


Gracias por leernos

¿Necesitas ayuda?

Llámanos al 975 245 192 o pon aquí tu móvil y te llamamos nosotros. Un gestor personal te atenderá personalmente y sin compromiso.