Llámanos al número gratuito 919049990

Regalías

Regalías¿Quieres saber qué son las regalías? Es un concepto poco conocido pero muy utilizado en la práctica. Seguramente conozcas la Sociedad General de Autores y Editores, o más conocida como SGAE, y el motivo de su existencia. Esta sociedad se encarga principalmente de gestionar las regalías de los autores y editores de sus socios.

Si sigues leyendo podrás saber qué son las regalías, sus características, qué tipo de bienes generan regalías y cómo es su tratamiento contable. Además, te vamos a contar una curiosidad que te va a sorprender.


Regalías, ¿qué son?

Según la RAE, el término económico regalía es la “participación en los ingresos o cantidad fija que se paga al propietario de un derecho a cambio del permiso para ejercerlo” o lo que es lo mismo, regalía es la contraprestación económica en un porcentaje de los resultados por el uso de la propiedad ajena registrada por otra persona. Por lo tanto, cuando una persona o una empresa explota económicamente el derecho de otra debe pagar regalías.


Las características de las regalías

Las características de las regalías son las siguientes:

  • Surgen por el uso de activos o derechos ajenos.
  • Se constituye mediante acuerdo entre las partes.
  • Se trata de ingresos ordinarios siempre que los activos o derechos cedidos constituyan su actividad principal, si no lo constituyeran se considerarían como otros ingresos.


Activos que generan regalías

Los tipos de activos que generan, entre otros, regalías son los siguientes:

  • Aplicaciones informáticas en forma de software
  • Marcas
  • Patentes
  • Registros auditivos
  • Registros visuales
  • Registros audiovisuales o cinematográficos


Tratamiento contable de las regalías

Las regalías deben contabilizarse por la empresa que recibe el ingreso por la cesión de sus activos o derechos. A grandes rasgos, el tratamiento contable que hay que llevar a cabo para contabilizar las regalías es el siguiente:

Identificación de las regalías

En primer lugar, habrá que identificar los diferentes tipos de ingresos que obtiene una empresa, y por lo tanto diferenciar si se trata de:

  • Incrementos directos en el patrimonio neto.
  • Incrementos en los activos o disminución de pasivos, los cuales generaran beneficios económicos por el uso de los activos o derechos de la empresa.
  • Ingresos que provienen de aportaciones de los accionistas.
  • Ingresos obtenidos a lo largo de un ejercicio, durante el cual un tercero explota un activo o derecho de la empresa, previamente a la firma de un acuerdo o contrato.

Los últimos tipos de ingresos serán los que constituyen la conformación de regalías.

Medición de las regalías

En segundo lugar, tras la identificación de los diferentes tipos de ingresos, habrá que proceder a reconocer cada tipo de ingreso y medirlo en función de:

  • Que la empresa que cede el derecho reciba finalmente los beneficios económicos de la cesión.
  • Que se clasifique el ingreso como ordinario o como otros ingresos, lo cual depende de la actividad principal de la empresa.
  • Que los costes por dicha transacción sean valorables de una forma fiable. Es decir, que cuando se cede el activo o el derecho para su explotación por un tercero se puedan identificar los costes de la transacción para que puedan ser contabilizados.

Reconocimiento de las regalías

Por último, se deberá proceder al reconocimiento contable de la regalías. Se tiene que tener en cuenta para este último paso, que el reconocimiento de un ingreso por una regalía, ya sea ordinario o no, debe de efectuarse desde el momento en que comienzan a llevarse a cabo las operaciones previamente pactadas por las cuales se van a llevar a cabo los pagos en porcentaje.


Regalías del Estado o royalties

Además de las regalías que se dan por acuerdos entre empresas, el Estado también cobra un tipo de regalías cuando cede la explotación de determinados recursos a una empresa. Este tipo de regalías recibe el nombre de royalties.

Este tipo de regalías del Estado o royalties pueden ser fijadas en porcentaje vinculado a las ventas, o por el contrario, pueden ser fijas. Que las regalías sean de un tipo u otro dependerá fundamentalmente de las leyes de cada país.


Las regalías en el mundo musical: el caso Paul McCartney vs Michael Jackson

Como habrás podido observar, la posesión de diversos activos o derechos puede generar beneficios o regalías al poseedor de los mismos. Los derechos de autor, cómo los que defienden desde la SGAE, conforman el caso más frecuente y conocido en la práctica de la generación de regalías. Y además, es una práctica muy conocida entre la gran mayoría de la población.

Gracias a los derechos de autor, cada vez que alguien interpreta en público, graba una canción o pone un tema en su negocio, debe pagar al compositor que la tenga registrada una cierta cantidad de dinero. Por poner un ejemplo, cada vez que un artista graba una versión de “(I can´t get no) Satisfaction”, tanto Mick Jagger como Keith Richards obtienen regalías.

Para finalizar vamos a proceder a contarte la historia entre Michael Jackson y las regalías sobre las canciones de The Beatles:

Las malas lenguas cuentan que tras la muerte de John Lennon, Paul McCartney buscó desesperadamente hacerse con los derechos de autor que el primero poseía sobre la mayoría de las canciones de su grupo musical: The Beatles.

Poco tiempo después, y tras el fracaso en la consecución de dichos derechos por motivos económicos, conoció a Michael Jackson. Fue entonces cuando le contó las bondades de poseer los derechos de autor de canciones ajenas. Además, le contó su historia y le mostró su preocupación por no conseguir el dinero suficiente para comprarlos.

Al tiempo, y tras un par de llamadas de aviso por parte de Michael Jackson a Paul McCartney, finalmente fue Michael Jackson el que se hizo con el derecho sobre muchos de los temas de The Beatles.

Tras estos hechos y las declaraciones de Paul McCartney ante los medios sobre dichos avisos que él consideró como “una broma pesada”, la amistad que les unía se rompió. Este acontecimiento dividió, y todavía sigue dividiendo, a los fans de ambos artistas.


Gracias por leernos

¿Necesitas ayuda?

Llámanos al 975 245 192 o pon aquí tu móvil y te llamamos nosotros. Un gestor personal te atenderá personalmente y sin compromiso.