Llámanos al número gratuito 919049990

Punto de ruptura o Ruptura de stock

punto de rupturaEl punto de ruptura o rotura de stock es uno de los conceptos más complejos en el ámbito de la gestión de inventarios. Cuantificar su valor es vital para detectar fallos en la cadena de suministro. 


¿Qué es la ruptura de stock?

Se trata de una tarea básica que toda empresa debe realizar para satisfacer las necesidades de los clientes ya que, principalmente, la idea sobre la que gira este concepto es la insatisfacción de la cantidad demandada por un consumidor provocada por la ausencia de stock.

Es importante tener bien determinado el nivel de stock porque si éste no se tiene bien controlado, motivará la situación de rotura de stock y por ende, la insatisfacción de la demanda del cliente. Este nivel de stock hace referencia a la cantidad almacenada de un artículo en un momento dado. Es necesario mantener un nivel de stock óptimo para evitar llegar al punto de ruptura al igual que evitar un exceso inútil de existencias y por tanto mayores costes de almacenamiento.


Consecuencias del punto de ruptura o ruptura de stock

El hecho de que se dé la situación de insuficiencia de existencias o stock, genera una serie de costes empresariales ligados a la pérdida de ventas, de imagen y de la confianza de los consumidores.

Estos costes son difícilmente cuantificables, se pueden aproximar. La razón de ello es no saber exactamente los ingresos que se obtendrían por no tener los artículos, además de dejar de conocer nuevos clientes que atraerían futuras ventas.


Recomendaciones para evitar el punto de ruptura o ruptura de stock

Antes de realizar nuevos pedidos es necesario plantearse una serie de cuestiones:

  • Tener cuenta los plazos de ordenación de pedidos
  • Analiza bien la cantidad a solicitar en cada pedido
  • Estudia la cantidad de artículos destinados al almacenamiento
  • Analiza los plazos de entrega que te indican tus proveedores
  • Ten en cuenta que es posibles que haya deterioros en la mercancía
  • Haz previsiones de las posibles devoluciones de producto
  • Y haz previsiones de la fluctuación de demanda


Objetivo principal 

Con todo esto, el objetivo principal es llevar una buena gestión del nivel de stock y con ello evitar el punto de ruptura, por tanto hay que intentar conseguir un equilibrio de las compras y ventas para incrementar la rentabilidad reduciendo los costes asociados al stock.

¿Necesitas ayuda?

Llámanos al 975 245 192 o pon aquí tu móvil y te llamamos nosotros. Un gestor personal te atenderá personalmente y sin compromiso.