Bonus Malus

< Volver

En el momento de escoger una póliza para nuestro coche, debemos de tener en cuenta muchos factores, sobre todo el precio de la prima y las coberturas ofrecidas por la aseguradora. No obstante, también debemos fijarnos en otros factores que normalmente pasamos por alto y que puede ser interesante para nuestro seguro.

De acuerdo con una encuesta de satisfacción realizada por la OCU en octubre de 2014 aquello que más les interesaba a los particulares a la hora de escoger el seguro de su coche era en primer lugar el importe de la prima, la evolución de la misma y después aspectos como la tramitación, el tiempo y la calidad de la reparación y/o indemnización y la atención al cliente.

Pero hay una cláusula que en muchas ocasiones no se tiene en cuenta a la hora de escoger el seguro de coche y que puede resultar muy beneficiosa para los buenos conductores, se trata de la cláusula Bonus Malus. Esta cláusula se encarga de premiar a los buenos conductores y de penalizar a los malos, de ahí su denominación Bonus Malus.


¿En qué consiste la cláusula Bonus Malus de los seguros de coche?

La metodología del sistema de tarificación Bonus-Malus fue introducida en Europa en la década de los 60. En 1958 se empezó a aplicar en Francia, para posteriormente ir extendiéndose poco a poco a casi todo el resto de Europa.

Se trata de un sistema de tarificación utilizado en los seguros de automóvil en el que se bonifica o penalizan el valor de las primas de los asegurados de acuerdo con el historial del conductor. Si durante un determinado tiempo de contrato con la aseguradora, como puede ser 1 año, el conductor no tiene incidencias, esta puede bonificarle disminuyendo el precio de la prima un cierto porcentaje como puede ser un 30%, incluso algunas llegando a un 50%. Sucede los contrario si el conductor registra algunas incidencias o partes donde el precio a pagar por el seguro se le incrementará un porcentaje similar.

Las compañías deben de informar en una tabla de la existencia de esta tarifa de Bonus-Malus para que el asegurado sea consciente de las bonificaciones o penalizaciones existentes.

Además existe la posibilidad de conservar estar tarifas de Bonus Malus aunque se cambie la compañía de seguros, puesto que existe un Fichero Histórico del Seguro de Automóvil que atiende a las siglas SINCO. Se trata de un archivo común entre todas las aseguradoras donde publican y comparten las incidencias que han tenido de sus clientes. Gracias a esto, cuando un usuario entra nuevo en una aseguradora, la compañía podrá comprobar su historial y en base a ello se le aplicará una tarifa más favorable o desfavorable. Se puede asemejar al informe CIRBE en el mundo financiero.

El objetivo final del sistema Bonus-Malus es que todos los asegurados finalmente terminen pagando en el largo plazo, una prima que se corresponda con su propia experiencia de reclamaciones.

¿Buscas mayor rentabilidad?

Invierte desde 50€ prestando tu dinero directamente a empresas.

Invertir tu dinero

< Volver

MytripleA

Plataforma de Crowdlending para empresas
¿ya estás listo?



Invertir tu dinero

© 2013 TUTRIPLEA FINANCE PFP S.L. Todos los derechos reservados.

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Al continuar navegando entendemos que aceptas su uso y nuestros Términos legales.