Banca electrónica

< Volver

La banca electrónica  es un servicio telemático prestado por las entidades financieras que tiene como misión permitir a sus clientes realizar operaciones y transacciones con sus productos en tiempo real de forma autónoma, independiente, segura y rápida.

El servicio de banca electrónica se puede prestar tanto para empresas como para particulares, siendo las empresas y autónomos las que hacen una utilización más intensiva, dinámica y profesional ya que les ofrece una mayor comodidad y rapidez en su gestión diaria.


Operaciones más comunes en Banca Electrónica

Las operaciones más comunes dentro de la banca electrónica van desde las transferencias y el envío y recepción de los ficheros o cuadernos de gestión hasta la consulta de los movimientos de las cuentas, entre otras muchas.


La banca electrónica en España

La banca electrónica está implantada en España desde el año 1995 cuando las entidades financieras decidieron apostar por este servicio. En la actualidad la banca electrónica se encuentra muy integrada en todos los canales: Internet, servicio telefónico y móvil o Smartphone.


Clases de banca electrónica

Dentro del concepto genérico de banca electrónica podemos distinguir a su vez entre tres tipos:

  • Banca electrónica: específicamente la banca electrónica hace referencia al tipo de banca que se realiza por medios electrónicos como pueden ser cajeros electrónicos, teléfonos y otras redes de comunicación.
  • Banca por Internet o en línea: engloba a todas las herramientas que ofrece una entidad para permitir a sus clientes realizar sus operaciones bancarias a través de distintos dispositivos utilizando una conexión a Internet.
  • Banca virtual o sin presencia física: son aquellos bancos sin oficina física que operan de manera virtual.


Ventajas de la banca electrónica

Si nos fijamos desde el punto de vista del consumidor, la banca electrónica ofrece una serie de ventajas que crean valor:

  • Comodidad y disponibilidad las 24 horas del día.
  • Acceso global.
  • Rapidez y ahorro de tiempo.
  • Ahorro en costes tanto para el banco como para el cliente.
  • Transparencia en la información.
  • Oferta de productos y servicios personalizados.


Recomendaciones de uso de la banca electrónica

La utilización de la banca electrónica por parte de los clientes también presenta una serie de riesgos aunque existen una serie de mecanismos para aumentar la seguridad de las gestiones:

  • Revisión periódica de los movimientos de las cuentas.
  • Comprobar en la transacción electrónica que la conexión es segura.
  • Evitar realizar estas transacciones desde equipos públicos.
  • No facilitar datos personales por correo electrónico o por teléfono.
  • Cerrar la sesión en la banca electrónica antes de salir de la página web.

¿Buscas mayor rentabilidad?

Invierte desde 50€ prestando tu dinero directamente a empresas.

Invertir tu dinero

Términos relacionados :
Banco Industrial
Banco Comercial
Banca pública

< Volver


MytripleA

Plataforma de Crowdlending para empresas
¿ya estás listo?