Balance de Saldos

< Volver

Balance de saldosCada cierto tiempo es necesario que las cuentas de la contabilidad de una empresa sean revisadas detalladamente para detectar cualquier posible error en sus saldos en el momento de ser registradas en el libro diario y, posteriormente, en el libro mayor.

El balance de saldos, cuyo nombre íntegro es balance de sumas y saldos o balance de comprobación tiene el objeto de mostrar en un momento determinado los saldos deudores y acreedores de la contabilidad de una empresa. El balance de saldos incluye todos los activos, pasivos y patrimonio neto, así como los ingresos y gastos.

Todas las empresas realizan varios balances de saldos a lo largo de un ejercicio económico, ya que posibilita la detección de errores en las cuentas abiertas en su contabilidad.

Este balance de saldos nunca va a sustituir al balance de situación de una empresa, que muestra la situación patrimonial de la misma al final del ejercicio económico.


¿Qué es un balance de saldos ajustados?

Después de haber realizado los asientos de ajuste del balance de saldos, surge otro balance denominado de saldos ajustados. Éste se obtiene sumando o restando, según sea el caso, las cantidades de los asientos de ajuste con los saldos de la balanza inicial u ordinaria.


¿Cómo se elabora un balance de saldos?

El balance de saldos se elabora teniendo en cuenta los movimientos que se han producido en las cuentas de la empresa. Tenemos que comprobar si las anotaciones se han realizado en el Debe o en el Haber y la diferencia entre ambos nos dará el resultado de cada una de las cuentas.

Un balance de saldos debe realizarse antes de que se produzca el cierre del ejercicio económico para que sus resultados muestren la realidad económica del mismo.


¿Cuál es el objetivo del balance de saldos?

El objetivo final del balance de saldos es mostrar si existe algún error en los libros mayores contables de alguna cuenta del libro diario. 

El resultado deseado de un balance de saldos es que los saldos deudores de las cuentas sean iguales a los saldos acreedores de las mismas, garantizando que el balance de comprobación se encuentra bien realizado. Si existe alguna diferencia es porque hay un error en el registro del libro diario o el libro mayor, este error hay que solventarlo antes de producir el Estado de pérdidas y ganancias, así como el Balance de situación.


Ejemplo de balance de saldos

Cuenta 600 "Compra de Mercaderías"

Balance de saldos

Primero se deben tener todas las cuentas estructuradas en el Libro Mayor

Saldo de la cuenta 600: 2000€ - 450€ = 1650€ de saldo deudor, ya que es mayor el importe que aparece en el Debe que en el Haber.

Una vez estructuradas las cuentas en el Libro Mayor, las pasamos al Balance de sumas para comprobar si hay algún error que no se haya detectado previamente.

Saldo del balance

Una vez hecho el balance de saldos, nos aparecerán los sumatorios totales del Debe y del Haber, que deben ser del mismo importe, al igual que el saldo deudor y el saldo acreedor; si no dieran lo mismo significaría que la contabilidad no estaría bien cuadrada y que hay errores en alguna de las cuentas utilizadas.


¿Buscas mayor rentabilidad?

Invierte desde 50€ prestando tu dinero directamente a empresas.

Invertir tu dinero

Términos relacionados :
Balance
Balance Final

< Volver

MytripleA

Plataforma de Crowdlending para empresas
¿ya estás listo?



Invertir tu dinero

© 2013 TUTRIPLEA FINANCE PFP S.L. Todos los derechos reservados.

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Al continuar navegando entendemos que aceptas su uso y nuestros Términos legales.