Llámanos al número gratuito 919049990

Activo fijo

Un activo fijo es un bien o un derecho perdurable en la empresa. Los activos fijos o activos no corrientes son la infraestructura necesaria para la operativa de una empresa, es decir el inmovilizado de la misma. 

Activo fijo


¿Qué es un activo fijo?

Definición de activo fijo 

Un activo fijo engloba a aquellos bienes de la empresa que no forman parte del circulante. Es decir, aquellos que no tienen como finalidad la venta inmediata y no pertenecen a la actividad principal de la empresa pero son necesarios para asegurar el funcionamiento de la misma. 

Al activo fijo también se le denomina activo no corriente ya que se espera que permanezca en la empresa durante, al menos, el siguiente ejercicio de explotación. Es decir, se trata de un bien duradero y por lo tanto no se espera que se convierta en líquido en el corto plazo.

Características principales de los activos fijos

  • Activos no corrientes
  • Poco líquidos
  • Se deprecian
  • Necesarios para la ejecución de la actividad empresarial


Tipos de activos fijos

Los activos fijos según la naturaleza material del bien pueden dividirse en:

  • Activo fijo tangible. Son aquellos bienes materiales de la empresa. Están incluidos en el Plan General Contable, se dividen en: terrenos y bienes naturales, construcciones, instalaciones técnicas, maquinaria, utillaje, otras instalaciones, mobiliario, equipos para procesos informáticos, elementos de transporte y otro inmovilizado material
  • Activo fijo intangible. Son aquellos bienes de la empresa que no tienen presencia física. Están incluidos en el Plan General Contable, se dividen en: gastos de investigación, desarrollo, concesiones administrativas, propiedad industrial, fondo de comercio, derechos de traspaso, aplicaciones informáticas, anticipos para inmovilizaciones intangibles.
  • Inversiones. Son las acciones, bonos y valores emitidos por empresas afiliadas cuyo plazo sea superior a un año. Dentro del Plan General Contable se incluyen las inversiones financieras a largo plazo en partes vinculadas, otras inversiones financieras a largo plazo y las fianzas y depósitos constituidos a largo plazo.


Depreciación de los activos fijos

Como hemos mencionado, los activos fijos suelen permanecer en la empresa durante más de un ejercicio, por lo que la inversión inicial o el coste de dicho activo debe periodificarse de acuerdo a la vida útil del activo fijo. La contabilidad de la empresa debe realizar la amortización del activo fijo durante los años que permanezca el activo en la empresa.

Amortización del activo fijo 

El activo pierde valor con el paso del tiempo, con el uso o por diferentes motivos, por lo que la contabilidad debe disminuir el valor de los activos fijos. 

La amortización es el proceso mediante el cual la empresa periodifica el coste del activo en su contabilidad. Es decir, la contabilidad de la empresa va imputando el gasto de cada activo fijo en el año fiscal del ejercicio correspondiente.


¿Necesitas ayuda?

Llámanos al 975 245 192 o pon aquí tu móvil y te llamamos nosotros. Un gestor personal te atenderá personalmente y sin compromiso.