Llámanos al número gratuito 919049990

La forma más común de utilizar el concepto rentabilidad en economía y más concretamente en el ámbito empresarial cuando hablamos de la rentabilidad empresarial, un término esencial e imprescindible para toda organización que persigue fines lucrativos. La rentabilidad del negocio es un punto clave a tener en cuenta en cualquier estrategia empresarial, no obstante, en los tiempos que corren resulta cada vez más complicada poderla obtener y sobretodo mantenerla en el tiempo y que no se deteriore.

Hoy en día todo avanza muy rápido y la competitividad del mercado es cada vez más voraz, si las empresas no son capaces de elaborar una estrategia empresarial adecuada que garantice una rentabilidad empresarial continuada en el tiempo, no solo le impedirá crecer económicamente a lo largo del tiempo, sino que además terminará deteriorándose hasta finalmente desparecer como empresa. Existen una serie de modelos o formas de actuar estratégicamente que garantizan el logro y mantenimiento de la rentabilidad de una empresa.


Claves estratégicas para la obtención de la rentabilidad de una empresa

  1. Identificar cuales pueden ser las fuentes de rentabilidad de la empresa que constituyan la rentabilidad total.
  2. De las fuentes de rentabilidad detectadas, ver cuáles son aquellas que más contribuyen a la rentabilidad de la empresa.
  3. Definir los modelos de rentabilidad.
  4. Gestionar y trabajar muy de cerca de la rentabilidad del negocio y ser capaz de sostenerla en el tiempo.
  5. Tener en cuenta que cuando cambian las necesidades del cliente, el modelo de rentabilidad también es diferente.


Claves para conocer la rentabilidad de una empresa

De una manera muy simplificada vamos a ver 3 puntos principales que hay que tener en cuenta para conocer la rentabilidad de una empresa.

  1. Determinar el importe invertido en la actividad del negocio, el importe realmente necesario, como pueden ser las existencias, equipo humano, equipo informático, instalaciones etc.
  2. Calcular el beneficio de la actividad económica restándole a los ingresos los gastos en los que se han incurrido durante un periodo de tiempo determinado.
  3. Una vez que tenemos el beneficio calculado, se compara con el punto muerto o también llamado umbral de rentabilidad.  Ingresos – Costes = 0, ya que los resultados deben situarse por encima del umbral de rentabilidad.


¿Qué modelos de rentabilidad para una empresa existen? Algunos de los más destacados

  1. Modelo tradicional: A través de la fórmula = Margen x Rotación. Eso dependerá del tipo de empresa, hay empresas que por su modelo de negocio tienen unas rotaciones muy altas y un margen menor o al revés. Como ejemplo podemos poner los restaurantes donde deben de tener una ocupación mínima para que el negocio les salga rentable.
  2. Modelo de Rentabilidad basado en la Marca: Cuanto más prestigiosa y exclusiva sea la marca, más altos serán los márgenes y mayor será su rentabilidad. Po eso es clave trabajar en la diferenciación de la marca.
  3. Modelo de Rentabilidad basado en la Especialización: Se trata de la rentabilidad de una empresa lograda a través de conseguir una especialización y ser referente en un determinado sector. Puede tratarse por ejemplo de una asesoría especializada en el ámbito fiscal.
  4. Modelo de Rentabilidad basado en las soluciones al cliente: Se trata de generar valor para el cliente y poder ofrecer un precio competitivo y rentable.


¡Muchas gracias por leernos!


¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

¿Necesitas ayuda?

Llámanos al 975 245 192 o pon aquí tu móvil y te llamamos nosotros. Un gestor personal te atenderá personalmente y sin compromiso.