Llámanos al número gratuito 919049990

Cuando alguien decide emprender es imprescindible tener una buena idea que pueda garantizar el correcto funcionamiento de esa empresa en el futuro. Pero no basta sólo con tener una gran idea, también es necesario tener claro aspectos técnicos, operativos, organizacionales, y por supuesto económicos.

Es decir, será primordial conseguir financiación para mi empresa con la finalidad de que el negocio despegue.

En realidad conseguir un préstamo para desarrollar nuestro negocio no debería ser tarea imposible, y es por eso que se desarrollan iniciativas que respalden el emprendimiento y creación de nuevas empresas. Hay que recordar que la buena marcha de las empresas en general y del emprendimiento en particular va ligada a una buena situación financiera del país.

Actualmente existen varios modos de conseguir este tipo de préstamos, ya sea a través de financiación privada o financiación directa. Dentro de ellas nos encontramos los préstamos para empresas por crowdlending. No hay una mejor que otra, por lo que cada negocio deberá buscar la que más se adapta a su modelo de negocio o tipo de producto. Se puede recurrir a un préstamo con fondos propios o externos, y dentro de que cada uno de ellos hay varias opciones a elegir.


¿Qué debo saber antes de elegir un préstamo para empresas nuevas?

Como hemos dicho antes, lo primero que debes hacer antes de buscar préstamos para empresas nuevas es hacerte varias preguntas:

  • ¿Qué proyecto quiero llevar a cabo? Tendrás que tener muy claro cuál es tu idea de negocio para poder transmitirla con total seguridad cuando decidas comenzar la búsqueda.
  • ¿Qué tipo de préstamo quiero? Como sabes, existen muchos tipos de préstamos totalmente diferentes, por lo que tendrás que comenzar orientándote por el que más se adapte a ti.
  • ¿Cuánto dinero voy a necesitar en el préstamo para mi empresa nueva? Antes de pedir el préstamo es necesario saber cuánto vas a pedir para que puedan hacer un estudio personalizado de los préstamos para empresas nuevas que se solicitan.
  • ¿Para qué voy a utilizar el dinero que me presten? Antes de pedir préstamos para empresas de nueva creación, es muy necesario tener claro en qué vas a invertir el dinero prestado.
  • ¿En cuánto tiempo pretendo recuperar la inversión? Depende de en qué quieras invertir el préstamo podrás retornar el gasto con mayor o menor rapidez. Por ello es tan importante saber exactamente en qué vas a invertir el préstamo que recibas.

Tras realizarte estas preguntas (y también muchas otras que puedan surgir) y cuándo tengas claro todo, deberás comenzar tu búsqueda teniendo en cuenta: el capital solicitado, el coste que quieres asumir por el préstamo, el plazo y forma de reembolso del préstamo para empresas nuevas, y por supuesto la cantidad de dinero que vas a poder obtener de cada fuente.

Sigue leyendo para conocer las diferentes tipos de préstamos para empresas nuevas.

Tipos de préstamos para la creación de una empresa nueva

Préstamos para nuevas empresas con fondos propios

Dentro de los créditos para empresas con fondos propios encontramos:

Capital de los socios

Suele ser la principal fórmula de financiamiento para nuevas empresas. Consiste en la inversión propia de los socios en la empresa, que generalmente entrarán a formar parte de la empresa como socios de capital obteniendo acciones o participaciones de la misma.

Boostrapping

Consiste en comenzar un negocio con pocos o ningún recurso. En este caso, los socios emprenden su negocio con los medios que tienen a su alcance.

La mayor ventaja que tiene es que el riesgo es casi inexistente ya que no se busca financiación externa, y además, la aportación de los socios es muy baja, por lo que podríamos decir que sólo “se pierde el tiempo”.

Por su parte, la mayor desventaja de este tipo de préstamos para nuevas empresas es que el despegue de la empresa se hace mucho más lento que si se realizase con una mayor inversión.

Préstamos para empresas nuevas con fondos externos

La concesión externa de préstamos para la creación de empresas nuevas se diferencia en siete grandes grupos:

“Family, Friends and Fools”

O lo que es lo mismo, familia, amigos y “tontos”, es decir, conseguir préstamos para empresas de nueva creación de las personas más cercanas al fundador.

Patrocinadores y bartering

Aunque se trata de dos conceptos diferentes tienen mucho en común.

Por una parte están los patrocinadores, que por lo general suelen ser empresas con programas de Responsabilidad Social Corporativa, las cuales tienen relación con el sector de la nueva empresa y se convierten en el primer cliente de la misma, apoyándole con sus comienzos. No se considera financiación como tal, pero sí que evita buscar otro tipo de financiación que te ate a un préstamo para la creación de tu empresa.

Por otra parte está el bartering o intercambio de servicios, que es similar a la anterior, pero en la cual se llega a un acuerdo entre dos empresas para prestarse servicios mutuamente. Tampoco se trata de un método de financiación directo, pero evita como en el caso anterior tener que pagarla a un precio alto.

En ambos casos se crean relaciones de dependencia, en las cuales se corre el riesgo de que una de las partes no cumpla con su parte del acuerdo generando conflictos entre los mismos, y pudiendo llegar a ser contraproducente.

Plataformas alternativas de préstamos:

Han venido para quedarse; ya son una realidad en nuestro país y presentan unas grandes expectativas en el futuro más cercano. Destacan las siguientes:

  • Crowdfunding: Se basan en la donación altruista de particulares para financiar nuevas empresas a cambio de diferentes tipos de recompensas.
  • Crowdlending : Se basan en préstamos entre personas. Este es el tipo de préstamos que MytripleA ofrece, y además, este tipo de préstamos para empresas nuevas están avalados por Sociedades de Garantía Recíproca (SGR), por lo que el capital del inversor está garantizado. Desde MytripleA puedes solicitar tu préstamo a través de SGR a tan solo un clic.

Business angels o inversores de riesgo:

Son personas físicas o jurídicas con un gran patrimonio financiero y con experiencia en ciertos sectores. Sostienen económicamente startups o empresas de nueva creación, y además les proporcionan apoyo con conocimientos del sector y del tipo de empresa. Generalmente este tipo de inversores pretenden, en un futuro, vender su parte del accionariado con el fin de conseguir una gran rentabilidad.

Empresas de capital riesgo:

Es un método que actualmente está muy de moda para las startups, y radica en echar mano de fondos de capital riesgo en momentos de riesgo y crecimiento, para posteriormente retirarse estos capitales privados con beneficios por el crecimiento.

Banca comercial o privada:

Es la forma tradicional por excelencia para conceder préstamos a empresas de nueva creación. Uno de los principales objetivos de la comercial es otorgar préstamo a empresas nuevas, líneas de crédito o descuentos comerciales.

Banca pública:

En España los emprendedores también tienen opciones de financiar sus nuevas empresas a través de diversos créditos públicos como los concedidos por ICO (Instituto de Crédito Oficial) o ENISA (Empresa Nacional de Innovación). También hay diversas ayudas públicas para financiar el emprendimiento en forma de subvenciones como las ayudas a la inversión o las ayudas al fomento de la innovación.


Ayudas e incentivos para empresas para la creación de nuevas empresas

Para finalizar, se puede conseguir financiación para emprendedores a través de las siguientes ayudas e incentivos:

Pago único por desempleo para conseguir préstamo para nuevas empresas

También conocido como capitalización del desempleo. La actividad en el momento de solicitarlo no puede haber comenzado, hay que tener derecho a cobrar al menos 3 meses la prestación por desempleo. Se debe iniciar la actividad como máximo en un mes desde el cobro de la prestación. Esta herramienta no se ha podido usar en los últimos 4 años.

Ayuda de ENISA del préstamo participativo de creación de empresas para jóvenes

Los requisitos es tener como máximo 40 años, y se deben adquirir con el los activos necesarios para desarrollar la actividad.

Ayudas para mujeres emprendedoras

Entre los que se encuentran microcréditos por el Ministerio de Igualdad y el instituto de la mujer ofrece ayudas también a mujeres emprendedoras. El ministerio de economía ofrece una reducción fiscal entre el 35% y el 60% para proyectos de investigación y desarrollo tecnológico.

Ayudas a empresas de base tecnológica

EBT, NEOTEC e INNVIERTE.

Préstamos de empresas nuevas a través de ayudas de comunidades autónomas

Se trata de subvenciones de entre el 15% y el 40% de la inversión. Además, el Instituto de Comercio Exterior (ICEX) ofrece ayudas a la internacionalización.


¡No pierdas más tiempo y solicita tu préstamo a través de Crowdlending cuanto antes!

Gracias por leernos

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

¿Necesitas ayuda?

Llámanos al 975 245 192 o pon aquí tu móvil y te llamamos nosotros. Un gestor personal te atenderá personalmente y sin compromiso.