Llámanos al número gratuito 919049990

Préstamos a bajo interésPara que tu negocio crezca o se desarrolle en el buen camino, es imprescindible poder acceder a fuentes de financiación que no lleven asociados elevados costes que encarezcan, considerablemente la financiación adquirida. Por lo general creemos que el tipo de interés marca la diferencia entre una fuente y otra pero, verdaderamente, esto no es así.


¿Es posible un préstamo a bajo interés?

Desde que la crisis se fue asentando en nuestro país durante los años 2007/2008, las entidades financieras tradicionales sobre las que las empresas solicitaban financiación, comenzaron a incluir ciertos requisitos que se convertirían en trabas a la hora de solicitar préstamos por parte de las empresas. Elevar los tipos de interés al que se prestaba dinero, fue una de las claras causas que encarecía la financiación provocando que poco a poco el grifo de liquidez se fuera cerrando. 

A medida que pasaba el tiempo los préstamos se hacían cada vez más inaccesibles. El tipo de interés estaba por las nubes, en operaciones financieras de 1 a 5 años rondaba el 6% en su pico más alto, octubre de 2008 (según datos del Banco de España; Ver tipos de interés de los saldos vivos - préstamos a sociedades no financieras; informe 19.9 - series temporales cuadro 19.9). La desesperación de las empresas por conseguir financiación se palpaba y, en muchas ocasiones, por esa falta de liquidez sus negocios corrían grave peligro haciendo que, algunas de ellas, cerrasen.

Préstamos a bajo interés

Datos recogidos del Banco de España.

Gracias a las tecnologías y el nacimiento de las fintech, surgen nuevas alternativas de financiación que facilitan el acceso a una financiación más ventajosa sujeta a condiciones más accesibles por las empresas necesitadas de líquido. El fenómeno que más repercusión está teniendo en España es el denominado crowdlending.

Actualmente, la situación económica nacional ha mejorado, y con ello los tipos de interés de los bancos también, de hecho el tipo de interés en operaciones financieras de 1 a 5 años se reducía hasta el 1.753% a fecha de junio de 2017. Pero, ¿realmente están ofreciendo préstamos a bajo interés como se observa o conllevan algo detrás? Vamos a verlo.


¿Qué estamos considerando como préstamo a bajo interés?

Cuando una empresa necesita financiarse, lo primero que tiende a comparar es el tipo de interés al que las diferentes entidades prestamistas prestan dinero sin pararse a valorar nada más. El hecho de que ese porcentaje o interés sea mayor o menor marca el atractivo de una vía de financiación u otra. 

Debemos tener cuidado, el interés no es todo. Es posible conseguir un préstamo a bajo interés pero con la obligación subyacente de contratar productos adicionales que incrementen el coste de la financiación y, lo que inicialmente creíamos que se trataba de un préstamo a bajo interés y “barato” o en su justo precio, se convierta en completamente lo contrario.


¿Préstamos a bajo interés con entidades bancarias?

Cierto es que las estadísticas del Banco de España en relación a la evolución de los tipos de interés de préstamos y créditos concedidos a sociedades no financieras, es favorable pero a la hora de solicitar financiación hay que valorarlo todo. Se tiende a centrar la atención en el tipo de interés y no en el resto de condiciones que se exigen, o la letra pequeña que le ponen.

Los préstamos, aparentemente, a bajo interés que ofrecen las entidades bancarias están sometidos a multitud de productos adicionales que generalmente se materializan en servicios a contratar con la entidad pertinente. Algunos de ellos: 

  • Seguros de vida
  • Contratación de tarjetas
  • Garantías hipotecarias…

Veamos un ejemplo:

El seguro de vida como producto adicional más común en los “préstamos bancarios a bajo interés”

El seguro de vida es el seguro que, en caso de fallecimiento de la persona que lo contrata, garantiza una indemnización a los beneficiarios o familiares que el titular del seguro escoja.

Suele ser el producto estrella asociado a los préstamos bancarios. Este seguro obviamente conlleva un coste para el contratante y al obligar a la contratación de este servicio asociado para poder obtener el préstamo, de esta manera se ve aumentado el propio coste por obtener la financiación. 


Préstamos a bajo interés a través de crowdlending

El crowdlending, es la alterativa financiera que conecta aquellos inversores que buscan rentabilidad, con aquellas empresas que necesitan financiarse. La gran ventaja de esta vía de financiación es la claridad y transparencia de la información por ambas partes.

Esta claridad y transparencia de la información se evidencia desde el primer momento en el que la empresa solicita la financiación. Se conocen absolutamente todas las condiciones sobre las que se sujeta la operación desde el minuto uno. Entre estas condiciones NO se encuentra la contratación de ningún tipo de servicio adicional por lo que únicamente se satisface al 100% tu necesidad de financiación sin obligarte a que contrates nada más innecesario y que solo hace que te cueste más dinero el préstamo.

Es muy importante que te informes, que leas todas las condiciones y letra pequeña cuando vayas a realizar una operación de este tipo para evitar sorpresas cuando la operación esté más avanzada. 

Además, este tipo de financiación la puedes solicitar desde casa, desde tu propia empresa o desde donde quieras. Es mucho más rápida ya que acarrea menos trámites que la financiación bancaria.

Préstamos a bajo interés en MytripleA

Además en MytripleA ofrecemos préstamos para empresas al 2% anual, además sin contratar productos adicionales, con amortizaciones gratuitas y sin moverte de casa. 

Para conseguir este préstamo simplemente completa el formulario de solicitud y te indicaremos los pasos a seguir. Te adelanto que únicamente necesitaremos el aval de la Sociedad de Garantía Recíproca de tu comunidad.

Si quieres solicitar un préstamo con unas condiciones claras, de forma rápida y sobretodo SIN productos adicionales, pincha aquí.

Gracias por leernos

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

¿Necesitas ayuda?

Llámanos al 975 245 192 o pon aquí tu móvil y te llamamos nosotros. Un gestor personal te atenderá personalmente y sin compromiso.