Llámanos al número gratuito 919049990

El tipo de interés en el plazo fijo es lo que conocemos como rentabilidad, el porcentaje del capital depositado que un ahorrador va a obtener como beneficio por el tiempo que su dinero va a permanecer en una entidad financiera.

Los plazos fijos es una de las modalidades que más adeptos tiene en nuestro país debido sobretodo a su seguridad, pero... ¿cuál es su tipo de interés? ¿cómo tributan? ¿Hay mejores opciones? Te lo contamos en este artículo. 


Tipos de interés de los plazos fijos

Los tipos de interés de los plazos fijos ya no son tan atractivos como lo eran antes que se situaban entorno al 4-5% anual. Ahora mismo en España la mayoría de los plazos fijos se encuentran con un tipo de interés muy cercanos al 0%, casi sin ofrecer ganancias a los inversores. Hay que tener en cuenta también que este tipo de productos establecen además una penalización por cancelación anticipada, lo que reduciría aún más las ganancias. Por tanto es importante determinan bien el plazo de tu inversión. 

El tipo de interés del plazo fijo vendrá determinado por el plazo y por el riesgo de la operación. Te contamos los motivos de esta bajada de los tipos en los plazos fijos. 


Bajada en los tipos de interés de los plazos fijos

En la actualidad, los tipos de interés que se reciben por contratar un depósito a plazo fijo son muy bajos, rondando el 1%, alcanzando el 2% en el mejor de los casos y en la mayoría de ellos muy cercano al 0% anual.

Esta bajada de los tipos de interés se debe principalmente a tres motivos fundamentales:

  • En enero del 2013 el Banco de España prohibió los extratipos, lo que significa que las entidades financieras no pueden ofrecer depósitos a un tipo de interés mayor del 3%; esta obligación viene fundamentada por la guerra que se estaba produciendo entre los diferentes bancos por captar el dinero de los ahorradores.
  • El Banco Central Europeo ha bajado los tipos de interés hasta alcanzar un mínimo histórico, con la intención de evitar la deflación (bajada generalizada de los precios) en la zona euro.
  • La inyección de liquidez por parte de Europa a las entidades financieras españolas, lo que supone que ya no necesitan tanta financiación de los ahorradores.


Alternativas para obtener un mejor tipo de interés

Una de las alternativas para la inversión en plazo fijo son las inversiones garantizadas de MytripleA. A través de este producto el inversor presta su dinero directamente a empresas previamente analizadas y que cuentan con el aval de una Sociedad de Garantía Recíproca que, en caso de morosidad de la empresa (3 cuotas impagadas), la SGR devuelve a los inversores capital invertido e intereses ordinarios. Se trata de la inversión más segura en Crowdlending. 

Ventajas de la alternativa de MytripleA

  • Inversión mínima de 50€
  • Rentabilidad del 2% anual garantizado + Euribor
  • Recuperación de capital e intereses mes a mes
  • Plazo total de la inversión 3-5 años
  • Seguro por una SGR


Tributación del tipo de interés de un plazo fijo

Los tipos de interés de los plazos fijos deben tributar a Hacienda, cantidad que el banco descuenta antes de entregar al cliente la rentabilidad de su depósito.

Pero en la tributación, el tipo de interés de un plazo fijo, no es igual para todos, diferenciando entre personas que residen en España y residentes en el extranjero.

Residentes en España

Se debe tributar por los tipos de interés del plazo fijo a través de tres impuestos:

  • Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF): Los tipos de interés de un plazo fijo tributan como rendimientos del capital a un tipo fijo del 21%, independientemente de la cantidad de intereses generados.
  • Impuesto sobre el Patrimonio: Deben declararse en este impuesto cada año, sólo en los casos en que la persona que contrata el depósito tenga la obligación.
  • Impuesto sobre sucesiones: En caso de fallecimiento del titular del depósito, sin que este haya llegado a su vencimiento, se deberá declarar el saldo existente en el depósito.

No residentes en España

Los depósitos contratados por personas que no tengan su residencia en España no deben tributar por los intereses generados, ya que estos depósitos están exentos, siempre y cuando se acredite que la residencia se encuentra en el extranjero.


Gracias por leernos

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

¿Necesitas ayuda?

Llámanos al 975 245 192 o pon aquí tu móvil y te llamamos nosotros. Un gestor personal te atenderá personalmente y sin compromiso.