Llámanos al número gratuito 919049990

Plan exportaciónA menudo multitud de empresas comienzan platearse la idea de exportar como respuesta a una oportunidad de negocio. Sin embargo, no conocen a lo que realmente se enfrentan ni los requerimientos básicos necesarios para iniciarse en el proceso de exportación. 

Los beneficios de traspasar las fronteras y embarcarse en un plan de exportación, son incontables si se realiza con sentido común. Es un proceso costoso y elaborado pero que puede hacer crecer tu negocio hasta un 85%. 

Por este motivo en este artículo vamos a detallar los pasos principales que debe recorrer una empresa para realizar un plan de exportación coherente y eficaz. Algunos de los pasos que tiene que seguir son: plantearse la viabilidad del negocio así como la determinación de mercados, conocer la competencia de dichos mercados, los precios del mercado internacional, productos demandados, logística…

Vamos a desgranar el plan de exportación de una empresa. 


¿Qué es un plan de exportación?

Un plan de exportación se trata de una herramienta útil que permite al empresario conocer cómo está posicionado su negocio y producto frente a los mercados externos o internacionales. Sirve para determinar, antes de iniciarse en la exportación, con qué riesgos puede llegar a contar y constituir un plan de contingencia para ellos y cobertura del riesgo mediante un exhaustivo análisis. 

Con este plan, se descubrirán los mercados de destino y se elaborará para los mismos una estrategia de exportación que contendrá los pasos para conseguir una relación tanto con proveedores como con agentes de ventas o entidades financieras.

Un plan de exportación se elabora en función de los productos, servicios o características empresariales. No cuenta con una estructura predeterminada, pero si gira en torno a unos pasos básicos que debe contener todo plan.

Objetivo del plan de exportación

El objetivo principal que persigue el plan de exportación es la penetración sistemática y progresiva del negocio (producto o servicio) en los mercados externos o mercados internacionales potenciando la eficiencia de la empresa e intentando maximizar la rentabilidad. 

Todo esto se tratará de realizar con los menores costes posibles, mayores ganancias y optimizando el  negocio. El plan de exportación de negocios no es más que una forma organizada de exponer todo lo que se pretende exportar a los diferentes mercados internacionales, hacia dónde se quiere exportar, cómo se va a realizar y con qué recursos se cuenta para hacerlo.


Primeros pasos para desarrollar tu plan de exportación

Una vez tomada la decisión de exportar tu negocio e introducirte en nuevos mercados internacionales, comienza el desarrollo del plan de exportación:

Paso 1: Análisis de tu propia empresa

En este primer paso es imprescindible que analices tu negocio. Conocer el perfil de tu empresa, la situación que ocupa en el mercado en el que se localiza, el mercadeo (canales de distribución, clientes, estrategias de promoción…), la competencia que tienes y la posición frente a la misma…

Con ésta información recabada tienes que realizar una evaluación global y unas conclusiones con la finalidad de detectar tus debilidades o amenazas y tus fortalezas o, sobre todo, oportunidades

Una vez que tienes las oportunidades a las que tu empresa puede optar, hay que buscarlas en mercados a los que te quieras dirigir o penetrar para cerciorarte de que los potenciales consumidores puedan interesarse.

Paso 2: Conocimiento de diferentes mercados

Es necesario evaluar los diferentes mercados de interés y realizar una lista en la que escojas los prioritarios.

El conocimiento de estos mercados tienes que basarlo en un análisis en el que conste el perfil  del país, el entorno comercial e indicadores económicos, las oportunidades y amenazas que presenta ese país, los canales de distribución, las barreras arancelarias…

Paso 3: Comparación de tu negocio con los mercados escogidos

Dentro de esa lista de mercados prioritarios sobre los que tienes información suficiente gracias al análisis realizado en el paso 2, procedes a comparar el análisis del paso 1 con el mismo.

De este segundo análisis saldrá una selección de mercados para los cuales deberás elegir qué productos o servicios de tu negocio deben de ser exportados.

Paso 4: Decisión del mercado más adecuado

Decides el mercado sobre el que vas a iniciar la actividad exportadora por ver en él, el mayor potencial de crecimiento para el negocio. 

Observarás en ese mercado que tu empresa aprovechará más los recursos y los esfuerzos tratándose de una oportunidad de expansión.

Paso 5: Trámites para el mercado internacional

Comienzas un proceso de negociación para el establecimiento cláusulas sobre algunos puntos importantes: 

  • Calidad del producto exportado.
  • Precio del producto que comercializarás.
  • Fechas de entregas, pagos…
  • Términos de Comercio Internacional o ICOTERMS o conjunto de reglas internacionales que determinan el alcance de las cláusulas comerciales del contrato de compra-venta. En temas de logística, son importantes.
  • Penalizaciones o sanciones en caso de incumplimientos.

Entre los trámites a realizar, está la documentación necesaria para exportar la cual variará en función de tu producto o servicio que deseas introducir y se realizarán ante una secretaría o el Ministerio de tu país. Algunos de ellos son:

  • Facturas comerciales
  • Declaración de aduanas: identificación de la mercancía, pago de contribuciones…
  • Certificados según país destino
  • Formas de pago…

Paso 6: Plan de financiación del plan de exportación

Para este paso tienes que tener establecido el análisis y la evaluación financiera de la empresa así como determinar los costes de exportación para delimitar las necesidades de financiación.

La finalidad de este último paso es establecer una proyección financiera para determinar cómo se va a financiar esta exportación e identificar así los requerimientos de crédito y poder elaborar un resumen sobre esta información.

Una vez realizado el resumen, es necesario informarse de las fuentes financieras a las que puedes optar. Diversificar en fuentes de financiación será beneficioso para tu empresa, crea una estrategia financiera fuerte y segura incorporando fuentes tradicionales y nuevas como es el crowdlending. En MytripleA puedes obtener un préstamo para tu negocio desde Euribor + 2% anual. Solicita tu préstamo sin compromiso.

¡Muchas gracias por leernos!

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

¿Necesitas ayuda?

Llámanos al 975 245 192 o pon aquí tu móvil y te llamamos nosotros. Un gestor personal te atenderá personalmente y sin compromiso.