Llámanos al número gratuito 919049990

Métodos financiar empresaTodo empresario o responsable financiero de una empresa tiene la responsabilidad de tomar las decisiones financieras que más se ajusten a la situación de la misma o al proyecto que se pretende desarrollar.

Hay multitud de motivos por los que una empresa tiene necesidades de financiación. Para cada una de ellas habrá que evaluar las diferentes fuentes de financiación a las que se puede optar. En este artículo te las contamos. 


La elección del método para financiar tu empresa

Es muy importante tener bien delimitadas las necesidades de financiación de tu empresa, ya que solicitar financiación genera un coste, el cual dependerá del método seleccionado y de otros factores que detallamos a continuación. Por tanto, es recomendable concretar al máximo dichas necesidades en función del análisis previo a la decisión del método.

Una vez que se tienen encaminadas las situaciones o proyectos hacia los que destinar la financiación, se valora qué método escoger, fundamentalmente, en función de tres factores:

  • Cantidad: El fin sobre el que destino la financiación va a determinar la estimación de la cuantía que necesito para cubrirlo.
  • Plazo: Hace referencia al periodo de tiempo en el que necesito cubrir mis necesidades y, por otro lado, también hay que tener en cuenta el plazo sobre el que tengo la capacidad de devolver el dinero que me prestan.
  • Tipo de interés: Se refiere al precio del dinero. Se calcula en función del plazo, la cantidad y el riesgo. 

Estos tres factores están estrechamente ligados a la elección del método. Hay multitud de métodos sujetos a diferentes plazos y tipos de interés que variarán, también en función de la cuantía. 

Ahora veamos algunos de los métodos más utilizados…


Métodos para financiar tu empresa

Sea cual sea el tamaño de tu empresa, puedes obtener financiación por diferentes vías. Los tres factores anteriores van a jugar un papel decisivo en la elección del método, por ello hay que tenerlos muy en cuenta.

Algunos de estos diferentes métodos a los que se puede optar para obtener financiación son:

Anticipos comerciales

El anticipo de créditos comerciales es aquella operación que permite a tu empresa financiarse a corto plazo anticipando el derecho de cobro de los créditos comerciales o facturas por operaciones propias de la actividad comercial de la empresa.

Se anticipa su importe hasta el vencimiento aunque se puede ajustar la fecha, la mayoría de entidades aceptan cierta flexibilidad en función de las necesidades de la empresa.

Líneas de descuento o pagarés

Las líneas de descuento te posibilitan el importe de un crédito o título pudiendo disponer del mismo antes del vencimiento. A dicho importe, se le descontará un tanto por cierto que irá en función del periodo que le quede para su término (a menos tiempo-menor descuento; y viceversa, cuanto mayor periodo-mayor tipo de descuento).

Constituye una de las mayores fuentes de financiación de circulante de las empresas en el corto plazo por dotar de liquidez a las empresas a través de ese descuento de efectos comerciales.

Confirming

El confirming o gestión de pagos a proveedores es una operación ofrecida por entidades financieras en la que se pacta en un contrato los plazos del pago dilatados sobre la fecha en la que se expide la factura. 

Se trata de una herramienta de pago que le permite al proveedor disponer del cobro de las facturas antes de la fecha de vencimiento que se había estipulado previamente con la empresa, con el descuento de unos intereses que irán en función del tiempo adelantado.

Factoring 

El factoring es una operación financiera que se encarga de la gestión del cobro de tu cartera de clientes de manera total o parcial. La idea se centra en adelantar a tu empresa el dinero de esas facturas sin tener que esperar al vencimiento original.

Los intereses cobrados por esta operación irán en función del plazo adelantado y además, si la factura es devuelta por tu cliente, el importe principal y total de la factura se te cargará con los correspondientes gastos de devolución.

Permite a la empresa disponer de una liquidez inmediata que no genera deuda por ser un intercambio real de los derechos de cobro.

Renting 

El renting se puede considerar una fuente de financiación empresarial si se toma desde la perspectiva de que el renting, se destina a financiar el 100% de una inversión no siendo circulante como tal. 

Se trata de un contrato de arrendamiento sobre cualquier tipo de bien mueble o inmueble en el que se incluye el mantenimiento, impuesto, seguro y revisiones. Generalmente, se realiza sobre equipos informáticos, maquinaria de oficina… Es un método muy cómodo ya que hace de un coste incierto de una inversión, un coste fijo y constante. 

Contablemente no afecta a la estructura financiera o balance por lo que muchas empresas se benefician de ello para pagar menos en el Impuesto de Sociedades. Hay que tener cuidado con las cláusulas que se fijan en el contrato ya que si se sobrepasan, las comisiones pueden ser muy elevadas.

Créditos 

Los créditos son operaciones financieras a través de las cuales una empresa solicita a una entidad, una cantidad de dinero supeditado a un límite prefijado. Al cliente no se le entrega la cantidad al 100% al inicio del crédito, sino que ira haciendo uso del mismo en función de sus necesidades sin tener la obligación de utilizarlo al completo. Los intereses que se cobran se calculan sobre el saldo efectivamente dispuesto junto con una comisión sobre el no dispuesto.

A medida que se va devolviendo, se puede ir disponiendo de más. Además, al término del crédito se puede renovar o ampliar.

Préstamos 

En los préstamos, el prestamista (persona o entidad que entrega el dinero solicitado) entrega una cantidad fijada al prestatario (persona o empresa que recibe la cantidad) al inicio de la operación con la condición de que se devuelva en un plazo y junto con los intereses pactados sobre el importe total. 

La devolución de toda la cantidad entregada (o amortización del préstamo) se realizará a través de unas cuotas regulares a lo largo del periodo de tiempo antes de su vencimiento.

A diferencia del crédito, el préstamo tiene una vida prefijada.

Vías alternativas

Debido a las necesidades de financiación por parte de las empresas y sobre todo por parte de la pequeña y mediana empresa, surgen modalidades nuevas como la que nosotros, MytripleA, brindamos al empresario.

A través de MytripleA pymes, autónomos y emprendedores consiguen financiación alternativa a la banca a través del crowdlending. El crowdlending es una actividad financiera en la que una empresa obtiene financiación a través de préstamos que se financian íntegramente por inversores particulares. Es sencillo, si quieres saber más sobre el crowdlending pincha aquí


La importancia de la formación en métodos de financiación para empresas

Finutive ha creado un curso gratuito online para pymes sobre administración financiera en el cual colaboramos. Si te apuntas recibirás lecciones gratuitas en tu email, pudiendo disfrutar de este contenido para siempre. Apúntate gratis aquí.

Finutive es una herramienta para que las pymes gestionen sus finanzas y tesorería de manera sencilla. Te permite conectar tus bancos y tu información de facturas para recibir un análisis automático y automatizado de tus posiciones bancarias y tus posiciones con clientes y con proveedores. Esto permite a Finutive asesorarte respecto a la situación actual de tu negocio, pronosticar tu situación futura de caja proyectando tu cashflow y por último asesorarte en productos financieros para tu negocio.

¡Muchas gracias por leernos!

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

¿Necesitas ayuda?

Llámanos al 975 245 192 o pon aquí tu móvil y te llamamos nosotros. Un gestor personal te atenderá personalmente y sin compromiso.