Llámanos al número gratuito 919049990

Cada vez es mayor el número de particulares que deciden optar por gestionar su dinero y sacar una rentabilidad interesante a sus ahorros. Como consecuencia de las recientes innovaciones que están surgiendo en el mundo financiero, están apareciendo últimamente un gran número de alternativas de inversión muy diferentes a las tradicionales como las acciones o los bonos.


Las inversiones alternativas como otras formas de gestionar la rentabilidad

Están surgiendo inversiones alternativas como otras formas de gestionar la rentabilidad, que aplican estrategias y utilizan productos financieros que no pertenecen a los instrumentos tradicionales, además se presentan de forma muy variada para todo tipo de perfil de inversor.  Incluir estas inversiones alternativas en la cartera de inversión tradicional puede hacer que mejore y potencie de manera efectiva la relación riesgo-rentabilidad de dicha cartera.

Sin embargo aún puede existir cierta desconfianza en base a estos nuevos modelos de inversión, y a veces se generan ciertas especulaciones acerca de este mundo de la inversión alternativa. Generalmente se piensa que este tipo de inversiones alternativas para gestionar la rentabilidad están destinadas a inversores institucionales o a personas con importantes ingresos y alto conocimiento en el mundo de las finanzas, nada más lejos de la realidad, cada vez son más los inversores particulares que ven en este tipo de inversiones alternativas un acertada forma de gestionar la rentabilidad de sus ahorros por elevados o bajos que sean. También se piensa que este tipo de inversiones son más volátiles que las tradicionales, pero cuando se utilizan como medio para diversificar las carteras de algunos inversores, tienen la capacidad de reducir la volatilidad general.


¿Qué tipo de inversiones alternativas existen como formas de gestionar la rentabilidad?

Algunos ejemplos de alternativas de inversión como forma de gestionar tu rentabilidad más destacas son los siguientes:

  1. Inversión alternativa en Fondos de cobertura: Estos fondos tienen un mayor grado de libertad que los fondos tradicionales, ofrece la libertad de poder invertir en una amplia variedad de activos, prácticamente en cualquier tipo de mercado.
  2. Inversión alternativa en Futuros Administrados: Se trata de fondos de inversión que comercializan con futuros y con contratos a plazos de activos financieros como pueden ser las divisas, las tasas de interés o también con bienes intangibles.  
  3. Inversión alternativa en Activos reales: Se trata de la inversión en bienes tangibles como infraestructuras, platas o también en bienes raíces. Estos activos reales incorporan títulos de valores que representan la titularidad de estos bienes. Los activos reales pueden proporcionar grandes ingresos aprovechando los periodos de inflación.  
  4. Inversión alternativa en Crowdlending: Se trata de la financiación vía préstamos a Empresas o particulares que son fondeados por particulares. Se realiza a través de plataformas que, como MytripleA, ofrece préstamos a empresas, ya sean Pymes, autónomos o emprendedores. La financiación solicitada por la empresa se cubre gracias a pequeñas aportaciones de particulares que prestan su dinero. Estos inversores reciben a cambio una contraprestación dineraria, es decir, el tipo de interés que paga la Pyme o empresa, y la plataforma intermediaria se queda una pequeña comisión.

Aprovechando que en este post os hemos contado cosillas sobre inversiones alternativas, os dejamos  la ponencia de Sergio Antón CEO de MytripleA sobre inversiones alternativas que tuvo lugar en un evento celebrado la semana pasada en Madrid. 


¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

¿Necesitas ayuda?

Llámanos al 975 245 192 o pon aquí tu móvil y te llamamos nosotros. Un gestor personal te atenderá personalmente y sin compromiso.