Llámanos al número gratuito 919049990

Hoy os hablamos sobre las diferencias entre dos servicios financieros, el factoring y el forfaiting. Sigue leyendo.

Factoring y Forfaiting


Diferencias entre Factoring y forfaiting

Ambos servicios financieros tienen rasgos similares, ya que ambos entran en juego facturas emitidas. Pero también tienen diferencias. 

  • La principal es que el forfaiting se ceden letras de cambio o pagarés y en el factoring son facturas.
  • Además, en el factoring la venta puede ser con o sin recurso. En el forfaiting siempre es sin recurso.
  • Otra diferencia notable es el plazo de vencimiento de las facturas o letras de cambio y pagarés según el caso. En las facturas (factoring) el vencimiento es a corto plazo (90-120 días) y en el caso de las letras de cambios o pagarés (forfaiting) se puede ir hasta 6 años.
  • En el forfaiting, además, las cesiones suelen ser de un número reducido de efectos de pocos clientes y de elevada cuantía. Y en el factoring hay numerosas facturas cedidas de muchos clientes pero generalmente de importe reducido cada una de ellas.

Veamos en detalle qué es factoring y forfaiting.

¿Qué es factoring?

Por tanto, en el servicio de factoring una empresa cede las facturas que genera por sus ventas a una compañía de factoring para que se ocupe de su cobro de una manera anticipada además de otros servicios administrativos como la gestión del cobro. 

Es un servicio muy utilizado por las empresas ya que consiguen aumentar su liquidez recibiendo el cobro de sus facturas emitidas a plazo, de manera anticipada. 

A través de MytripleA las empresas pueden conseguir un servicio de anticipo de facturas de manera rápida y sencilla. Puedes solicitar el análisis de tu operación aquí

¿Qué es el forfaiting?

El servicio de forfaiting, en cambio, se trata de un tipo de financiación de exportaciones que consiste en el descuento sin recurso por parte de una entidad financiera de los derechos de cobro de una serie de efectos mercantiles que el exportador recibe para instrumentar el pago diferido de operaciones comerciales de compra-venta.

Para el servicio de forfaiting se utilizan pagarés y letras de cambio (documentos con carácter ejecutivo, que en caso de impago son reclamables judicialmente por un procedimiento acelerado). El vencimiento suele ser más largo que las facturas que se anticipan en el factoring, ya que aquí suelen tener plazos de cobro entre 5 meses y 6 años.

Se utiliza en operaciones con países con un elevado riesgo político o económico por esa razón se suele solicitar el aval del banco importador o de una tercera entidad. 

¿Qué servicio necesita mi empresa?

Si tu necesidad es de aumentar tu circulante o liquidez en tu empresa y vendes a plazo, la solución es un servicio de factoring. Si en cambio realizan exportaciones de tus productos y vendes a plazos mucho mayores, te interesa el servicio de forfaiting.


¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

¿Necesitas ayuda?

Llámanos al 975 245 192 o pon aquí tu móvil y te llamamos nosotros. Un gestor personal te atenderá personalmente y sin compromiso.