Llámanos al número gratuito 919049990

José María CaseroJosé María Casero es el fundador del blog SherpaFinanciero.com donde comparte experiencias, criterios, estrategias, tácticas y herramientas probadas para ayudar a las empresas a conseguir financiación. Es Asesor Financiero acreditado por el SII of London y MBA, además de emprendedor reincidente (4º proyecto) desde 2004. Su carrera profesional, atípica, se inició en Banco Santander, donde fue especialista de riesgos, jefe de riesgos y director de varias sucursales (entre otros puestos) y continuó con la creación de su propia empresa en 2004 para ayudar a las empresas a solicitar y conseguir financiación.


Cuéntanos José, como profesor de finanzas, ¿crees que existe desconocimiento en la alta dirección de las empresas de las diversas formas que tienen para adquirir financiación? ¿Es un problema de falta de formación, de las habladurías de la sociedad…? ¿Qué opinas? 

Hay mucho desconocimiento por parte de los directivos y propietarios de las empresas sobre las distintas fórmulas de financiación. Y no sólo sobre las nuevas fórmulas y sus nuevos productos. Lo hay, incluso en la financiación que podríamos llamar tradicional, la bancaria, en el uso y manejo de los productos y, sobre todo, que es donde yo estoy especializado, en el diseño, documentación, planteamiento y negociación de la financiación. En este caso, tanto bancaria como alternativa o complementaria, como prefiero llamarla. 

Es un problema de falta de formación, claro. Pero viene provocado por varias circunstancias concretas y que provocan ese déficit formativo: 

  1. Unos piensan que por ser directivos ya lo saben todo y no necesitan reciclarse.
  2. Otros que lo que ha funcionado seguirá funcionando sin más (craso error).
  3. La formación financiera y en financiación que se ofrece no responde a las expectativas de las empresas y de los participantes. Mucha teoría, mucha filosofía, pero poco caso práctico y poco objetivo en que el participante salga con el problema resuelto. La oferta que veo está centrada en facturar horas como sea, cursos de 16, 20 o incluso más horas, con un temario generalista en el que no se profundiza.
  4. Falta de tiempo, comidos por el día a día, cuando en realidad lo ganan al formarse ellos y/o a sus equipos.
  5. Lo consideran un gasto, cuando en realidad es una inversión que les va a reportar beneficios tangibles y directos: ahorros en los tipos de interés, en las comisiones, como otros indirectos y menos visibles: una correcta negociación de sus garantías, de sus operaciones.


Y José, ¿en qué momento decidiste que ser asesor financiero vía online era más ventajoso para tu negocio? y, ¿por qué?

Desde el principio, allá por 2004 cuando dejé Banco Santander ya tenía la inquietud de comunicar a través de internet. Mi primera web era precursora de lo que hoy son los blogs porque yo podía escribir y publicar directamente cuando, al menos en España, lo de los CMS y el blogging no se mencionaba.

Es en 2010 cuando decido que hay que cambiar formado y empezar a hacer “fuerza” por esta vía, coincidiendo con el traslado de mi familia a Madrid. Teniendo que estar a caballo entre Valencia y Madrid necesitaba tener una ventana abierta para los clientes 24 horas por 7 días a la semana.

Y la verdad es que: funciona. En un mundo tan complicado como éste, con millones de blogs y web, he conseguido hacerme un hueco en un tema percibido por los clientes como difícil como es la financiación de empresas.

En estos momentos, el 85% de mis clientes entran a través del blog.

El objetivo del blog es facilitar conocimientos, estrategias, trucos para que los lectores puedan mejorar su acceso a la financiación, sea bancaria o alternativa.

Por esas dos razones decidí lanzarme a la aventura de bloggear.


Hemos visto la creación de tu blog y hemos observado que ha ido evolucionando ¿qué destacarías, en cuanto a utilidad para tus lectores, del contenido de tu blog? ¿Tienes pensado realizar alguna otra mejora?

Destacaría, no porque lo diga yo, sino porque me lo dicen casi a diario mis lectores y seguidores la sencillez con la que trato los temas de financiación y que ellos ven super complicados, áridos, complejos. Consigo bajarlos al suelo y hacerlos entendibles para las micro empresas y los emprendedores, que son los que lo ven más complicado. 

Mejoras vienen muchas durante 2017. Por razones de trabajo he tenido que poner el blog casi en un standby completo. Con muy pocas publicaciones estos últimos meses. 

Además de blog, he incorporado ya una HOME porque mis seguidores me insistían en ello. Querían saber cómo podía ayudarles más allá del blog. Hecho. 

Además, estoy trabajando en nuevo contenido muy focalizado en casos prácticos para que los lectores vean cómo pueden hacer las cosas y no porque alguien lo dice sino porque lo he hecho y ha funcionado. 

Mucho contenido en video. En septiembre empezaré a lanzar casi todo el contenido en video, un formato por el que voy a apostar decididamente. No sólo contar, sino demostrar cómo lo hago en vivo y en directo. 

Vaya, que no me aburro: video, podcast, cursos digitales y presenciales.


En cuanto a tu cometido como asesor financiero, ¿te decantas por alguna de las dos opciones, banca o fintech, o quizás crees que deberían de colaborar?

Me decanto por lo que beneficie al cliente. Por lo que permita satisfacer las necesidades y los objetivos del cliente. 

Creo que la competencia entre bancos y fintech es muy sana. Muy beneficiosa para los clientes. 

Estoy convencido que ambas financiaciones son complementarias. Las empresas españolas tienen una exposición excesiva a la banca. Están demasiado atados a ella. Tienen que diversificar sus proveedores de financiación para conseguir ser realmente independientes de todos ellos. Para no estar bajo el yugo de ninguno de ellos. Ni bancaria no alternativa. 

Y eso cuándo lo conseguirán: cuando sean capaces de comprender cómo se pueden integrar ambas financiaciones y cómo utilizarlas en su propio beneficio. 

Y cuando los precios de la financiación alternativa se vayan ajustando, que se ajustarán. Todavía están demasiado lejos de los precios que oferta la banca. Poco a poco lo iremos viendo. Estoy convencido que cuando las administraciones decidan entrar con fondos como han hecho en Reino Unido, veremos precios más competitivos lo que permitirá atraer cada vez empresas más grandes. 

Cuando oigo hablar de colaboración entre banca y fintech, la verdad, se me ponen los pelos de punta. No puedo evitarlo. Me suena a querer mantener el status quo, a aprovecharse del mercado de la financiación en lugar de trabajar por él, me suena, por parte de las fintech, mira lo que he conseguido y con esto me conformo. 

Creo que ese no debe ser el enfoque. A los bancos sólo los veo colaborando cuando quieren defender su posición sectorial. El status quo que mencionaba antes. 

Y son del mismo sector. Creo que las fintech primero tendrían que ser capaces de colaborar entre ellas y luego, con el tiempo, por qué no, podría llegar ese momento de colaborar. Pero, aun así, no lo veo. De verdad. 

El que tiene que ser capaz de hacer converger ambas financiaciones tiene que ser el cliente. 


Si nos adentramos un poco más en el tema de la financiación alternativa, ¿en qué situaciones recomendarías a las pymes que se decantaran por el crowdlending?

La verdad es que se lo recomiendo a casi todos mis clientes. Salir de la banca, a todos los niveles, darse cuenta que no hacen falta estar sometidos tanto en servicios como en financiación a la banca, da mucha tranquilidad. 

Eso sí, siempre hay un por qué, un objetivo que cubrir concreto para poder recomendar el uso del crowdlending

Gracias por leernos

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

¿Necesitas ayuda?

Llámanos al 975 245 192 o pon aquí tu móvil y te llamamos nosotros. Un gestor personal te atenderá personalmente y sin compromiso.