Llámanos al número gratuito 919049990

Es necesario analizar la evolución de las empresas en España para comprender como han modificado su operativa financiera. 

Durante el periodo de recesión, entre 2007 y 2013,  las entidades no financieras vieron como su rentabilidad se reducía y la actividad se deterioraba. Además, de la minoración de la rentabilidad empresarial la mayoría de entidades tuvieron que hacer frente a los problemas de financiación derivados.  

Empresas factoring

La reducción de los gastos financieros se produjo unánimemente en todos los sectores de actividad, independientemente del tamaño de la empresa, es decir, la reducción afectó tanto a pymes como a grandes empresas. La principal diferencia entre ambas categorías de empresas, fueron las capacidades de hacer frente a los flujos de caja. Al limitarse la concesión de crédito por parte de la banca, las empresas tuvieron que solventar el problema con recursos propios o buscando alternativas financieras más económicas.

¿Qué acciones realizaron las empresas para solventar esta problemática?


La financiación alternativa en la empresa en la actualidad

Actualmente, las empresas han diversificado sus fuentes financieras. A pesar de que las empresas españolas siguen presentando una elevada dependencia bancaria, cada vez más entidades apuestan por financiarse a través de alternativas más ventajosas. Es el caso del factoring en entidades no financieras.

El factoring en un instrumento financiero que utilizan las empresas para financiarse a corto plazo adelantando el cobro de las  facturas de sus clientes.


El factoring para empresas

El factoring es ofrecido por entidades financieras, entidades especializadas o plataformas de financiación alternativa. 

Las líneas de factoring es especialmente útil para regularizar los flujos de caja de cualquier tipo de negocio. Es un instrumento financiero destinado a la financiación de circulante anticipando el cobro de las facturas de los clientes.

Existen diferentes modalidades en el contrato de factoring, te resumimos las más importantes:

Tipos de factoring para empresas

Te dejamos algunos de los distintos tipos de factoring que existen:

  • Factoring nacional. Es este tipo de factoring, todos los actores pertenecen al mismo país.
  • Factoring internacional. El cedente y el deudor de la operación pertenecen a países distintos.
  • Factoring sin recurso: La entidad financiera o factor es la que asume el riesgo de impago del deudor.
  • Factoring con recurso: La empresa cedente es la que afronta el riesgo de impago del deudor.
  • Factoring global. La empresa de factoring se encarga de cobrar todas las facturas del deudor, hayan sido factorizadas o no.
  • Factoring parcial. La empresa de factoring, únicamente realiza la gestión de cobro de las facturas cedidas.

A continuación te explicamos el funcionamiento general de una línea de factoring.


Funcionamiento del factoring para empresas

Una empresa solicita el servicio financiero de factoring, la empresa de factoring estudia a los clientes que se quieren factorizar, y decide si aprueba la operación, la cantidad máxima fijada y las condiciones.

Una vez aprobada la línea de factoring, en caso de factoring global, el cedente puede olvidarse de la gestión de cobro de dicho cliente, además de haber recibido un análisis del mismo, lo que puede resultar útil para futuras decisiones estratégicas con dicho cliente.


Como te hemos contado al principio, las evolución de las opciones de financiación alternativa han posibilitado una financiación más ágil para muchas empresas, es el caso del crowdfactoring.


El crowdfactoring para empresas

El crowdfactoring es una modalidad de factoring no bancario. La principal característica diferenciadora de este modelo de financiación alternativa es que las empresas anticipan el cobro de las facturas de sus clientes gracias a la aportación de inversores particulares y profesionales.

Las plataformas de crowdfactoring sirven de nexo de unión de ambas partes. De este modo, a la vez que las empresas consiguen la financiación que necesitan, inversores particulares consiguen una rentabilidad por su dinero.

La operativa del crowdfactoring es muy sencilla, te contamos:


Ejemplo de empresa financiada a través de crowdfactoring

A continuación te dejamos un caso real de una empresa financiada en MytripleA. Por privacidad de datos, usamos nombres de empresas ficticios.

La empresa Faldas S.L. necesita anticipar el cobro de las facturas de un cliente con el que mantiene una relación comercial continua. Su cliente, Almacenes S.A., paga sus facturas, generalmente, a un plazo de 90 días. Faldas S.L. decide solicitar su línea de factoring en MytripleA.

Faldas S.L. entra en la web de MytripleA y solicita de manera online su crowdfactoring. 

Para ello únicamente tiene que tener claro qué condiciones son más beneficiosas para su negocio. Únicamente tiene que rellenar un breve cuestionario con los datos identificativos de la empresa, CIF, Razón social, Sector de actividad, etc. El volumen de facturación mensual con su cliente y el plazo medio en días de las facturas.

MytripleA estudia la solicitud y analiza al cliente, Almacenes S.A., un gran almacén que opera a nivel nacional y con un importante volumen de facturación. El gestor encargado de la operación solicita los documentos pertinentes para terminar de valorar la operación. Finalmente, MytripleA acepta la operación con las siguientes características:

  • Factoring global
  • Factoring con recurso
  • Sector privado
  • Límite global: 300.000€

A partir de ese momento, Faldas S.L puede adelantar todas las facturas de Almacenes S.A. y olvidarse de la gestión de cobro de las facturas financiadas y las no financiadas. Te dejamos un ejemplo de factura anticipada en MytripleA:

  • Fecha emisión: 05/11/2019
  • Fecha Vencimiento: 05/01/2020
  • Importe: 20.000€

Faldas S.L. selecciona las facturas que quiere anticipar y MytripleA sube las facturas cedidas a la plataforma MytripleA, en ese momento los inversores empiezan a prestar su dinero. Una vez completada la operación, Faldas S.A recibe el dinero directamente en su cuenta. 

Al ser un proceso muy sencillo, Faldas S.L. decide clasificar a otro cliente, Supermercado S.A. En este caso, el cliente también dispone de tiendas a nivel nacional pero su tamaño es más reducido. MytripleA analiza al nuevo cliente y aprueba una nueva línea de factoring. Con las siguientes condicionas:

  • Factoring global
  • Factoring sin recurso
  • Sector privado
  • Límite global: 100.000€
  • Cobertura de riesgos: Con seguro de crédito por insolvencia

En este caso, la operación cuenta con un seguro de crédito por insolvencia del deudor , de este modo si se produce un impago por insolvencia del deudor, el seguro de crédito se hace cargo de la operación y devuelve la cantidad invertida más los intereses a los inversores sin que la empresa cedente se vea afectada por el impago.

Si en algún momento Faldas S.L. quiere clasificar algún cliente más, únicamente tiene que pedir a MytripleA que lo analice. 


Las empresas financiadas en crowdfactoring

Para finalizar, te dejamos algunos datos de las empresas que se han financiado mediante crowdfactoring en MytripleA.


Gracias a MytripleA puedes anticipar el cobro de las facturas de tus clientes de un modo rápido y sencillo. Solicita ya tu crowdfactoring.

Gracias por leernos

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

¿Necesitas ayuda?

Llámanos al 975 245 192 o pon aquí tu móvil y te llamamos nosotros. Un gestor personal te atenderá personalmente y sin compromiso.