Llámanos al número gratuito 919049990

Siempre se ha creído que lo más importante para que una empresa tenga éxito es que tenga una buena idea, una idea que la diferencie y posicione por encima de su competencia. Sin embargo, pese a que resulta obvio que la necesidad de una buena idea, también resulta imprescindible conseguir financiación para poder desarrollarla y llevar a cabo los objetivos planteados.

Además de saber como pedir un crédito, igual o más importante es saber donde hacerlo. Hasta hace relativamente poco tiempo se creía que la única posibilidad para conseguir financiación era acudir a una entidad financiera. Lo que muchos no conocen es de la existencia de  otras fuentes de financiación privada que debemos conocer, financiación alternativa a la bancaria.


¿Dónde pedir créditos?

En los últimos años, debido principalmente a la crisis económica, las entidades financieras se han vuelto más estrictas a la hora de otorgar créditos a empresas, lo que ha llevado a éstas a buscar financiación mediante otras alternativas financieras.

Pedir créditos de fondos propios

Se trata de una de las dos grandes fuentes de financiación (junto con la financiación externa). Los fondos propios son las fuentes de financiación más estableces con las que puede contar una empresa, ya que no tienen vencimiento. Éstos están compuestos por el capital y las reservas. Por lo que al realizarse una o más ampliaciones de capital, se estarán incrementando los fondos propios de la empresa. Este tipo de financiación de los que dispone la empresa para desarrollar su actividad agiliza la consecución de objetivos y ahorra tiempo y dinero, ya que no existen intereses ni plazos de devolución.

Pedir créditos a gente de nuestro entorno: “Family and Friends”

En este caso nos encontraríamos ya dentro del segundo grande grupo de financiación: fuentes externas de financiación. Aquí deberemos acudir a pedir créditos o dinero prestado a personas de nuestra confianza, las cuales pueden ayudar a financiar nuestros proyectos con mayor flexibilidad y menores dificultades. En muchas ocasiones, el tipo de interés es cero o cercano a cero, siempre dependiendo del acuerdo establecido entre ambas partes.

Pedir ayudas o subvenciones de organismos públicos

A pesar de ser una fuente de financiación externa, que suele presentar un tipo de interés muy bajo, tiene el inconveniente de la gran cantidad de documentación que hay que presentar para su concesión. Existen sobre todo, muchas plataformas que apoyan a través de ayudas y subvenciones las iniciativas empresariales, por lo que si eres emprendedor y estás pensando pedir créditos a entidades financieras, deberás siempre barajar esta opción.

Plataformas alternativas donde pedir créditos

Son muchas las empresas que han surgido como alternativas a la financiación tradicional liderada por los préstamos y créditos bancarios. De entre ellas, destacamos dos tipos de alternativas financieras:

  • Crowdfunding: es una modalidad de financiación consistente en la realización de donaciones de particulares para financiar proyectos a cambio de diferentes recompensas. Dentro de este tipo de financiación nos encontramos a grandes rasgos con dos subcategorías: crowdfunding por donación y crowdfunding de recompensa. En este caso, los proyectos que suelen fondearse, tienen un gran carácter cultural y social (en el caso de los proyectos de donación), y cuentan con un gran grado de innovación cuando son fondeados a través de crowdfunding de recompensa.
  • Crowdlending: aunque se trata de otra de las modalidades del crowdfunding, lo separamos en otro gran grupo debido a la gran importancia y al rápido crecimiento que está sufriendo. Esta modalidad de crowdfunding consiste en la realización de préstamos por parte de particulares a empresas que necesitan financiación para llevar a cabo sus proyectos a cambio de un tipo de interés. Por lo que, empresas con necesidades de financiación, pueden solicitar o pedir créditos y préstamos a través de plataformas de financiación participativa como MytripleA, que serán las encargadas de poner en contacto a ambas partes: inversores y empresas con necesidades financieras.  

Pedir créditos a través del Crowdlending

El crowdlending del que acabamos de hablar, es cada vez más conocido en España. Tanto es así que en Google han aumentado las búsquedas relacionadas con este término de una forma asombrosa, lo que demuestra que el interés que suscita esta nueva alternativa de financiación es cada vez mayor, y que cada día son más las empresas que desean pedir créditos y préstamos a través de ella. Su significado literal es crowd: multitud y lending: préstamo; una definición menos literal sería préstamos entre particulares y por lo tanto otra forma donde buscar financiación privada.

Crowdlending o créditos peer to peer (P2P) préstamos entre particulares, consisten en operaciones de préstamo entre personas particulares que prestan su dinero a empresas que necesitan financiación para desarrollar su actividad empresarial a cambio de unos intereses, que variarán en función del riesgo de la operación. 


Ventajas de pedir créditos a través de MytripleA

La plataforma de Crowdlending MytripleA ofrece la posibilidad de pedir créditos con la garantía de ser la única plataforma certificada por el Banco de España como Entidad de Pago y con licencia de la Comisión Nacional del Mercado de Valores.
Las ventajas de pedir créditos a través de MytripleA frente a la financiación bancaria son muchas y variadas:

  • Rápida gestión de solicitudes: una vez recibida la documentación de la empresa se comunicará su aceptación o rechazo en un plazo medio de 48 horas. Una vez aceptada la solicitud se publicará en el apartado mercado para que los inversores registrados puedan acceder a ella e invertir su dinero. En el momento que la operación sea fondeada por los inversores al 100%, la empresa que haya solicitado el préstamo, recibirá dicha cuantía.
  • No computa CIRBE: estos créditos no se reflejarán en la Central de Información de Riesgos del Banco de España, MytripleA no está obligada a informar sobre su deuda, por lo que si a posteriori se desea pedir créditos o préstamos a través de la financiación tradicional, se tendrán más posibilidades de que ésta sea concedida.
  • No existen comisiones por amortización: las empresas podrán amortizar su crédito sin ningún coste y como deseen, total o parcialmente.
  • Gastos conocidos: la empresa conoce de antemano los gastos que conllevará la operación, siendo estos los gastos de apertura y el tipo de interés. No existen gastos adicionales.
  • Diversificación del riesgo: los inversores pueden diversificar su riesgo realizando aportaciones a diferentes proyectos.
  • Sociedades de Garantía Recíproca: Algunos préstamos estarán cubiertos por la garantía de una SGR, lo que conlleva una mayor protección de los inversores y asegura la devolución de su préstamo en caso de que se produzcan impagos por parte de la empresa.
  • No implica la contratación de productos adicionales: no será requisito para pedir créditos la contratación de otros productos diferentes a la propia financiación.
  • Tipos de interés: los tipos de interés variarán dependiendo de las características del préstamo y de los inversores, ya que tendrán la potestad de decidir a qué tipo de interés quieren prestar su dinero. MytripleA no gana más cuanto mayor sea el tipo de interés.

Pedir créditos a través del crowdlending es más sencillo de lo que parece, ¡No esperes más y empieza a disfrutar de sus ventajas ya!


Gracias por leernos

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

¿Necesitas ayuda?

Llámanos al 975 245 192 o pon aquí tu móvil y te llamamos nosotros. Un gestor personal te atenderá personalmente y sin compromiso.