Llámanos al número gratuito 919049990

Las fintech nacen con el objetivo de ofrecer servicios financieros con gran base tecnológica colocando al cliente en el centro de la ecuación, pero ¿qué diferencias hay con un banco? Te las contamos en este artículo. 

Fintech vs. Bancos

¿Qué es Fintech?

Las fintech somos empresas de nuevas tecnologías basadas en software y algoritmos especializados, creadas con el objetivo de mejorar y automatizar la prestación y el uso de los servicios financieros. 

Esta innovación muchas veces da lugar a nuevos modelos de negocio o productos. 

Categorías de las Fintech

Dentro del sector fintech aparecen diferentes categorías que podríamos resumir en las siguientes:

  • Préstamos
  • Infraestructura financiera
  • Distribución de productos financieros
  • Finanzas personales
  • Neobancos
  • Negociación
  • Financiación
  • Inversión
  • Pagos

¿Somos las fintech como un banco?

Como puedes intuir, las fintech no son como un banco. Son más ágiles dado que su infraestructura es mucho más reducida y por tanto versátil, y tienen una orientación clara hacia el cliente. 

Los neobancos

Los neo bancos son la parte del fintech que más se pueden parecer a los bancos, pero estos tienen una orientación mobile-first, pero estos no tienen licencia, por tanto actúan de intermediarios entre usuarios y bancos. 

Los challenger bancs

Por otro lado están los challenger bancs que cuentan con licencia bancaria pero ofrecen productos novedosos, rápidos y personalizados gracias a su tecnología.


Pero no se trata de una amenaza para los bancos. Este tipo de empresas se orientan más a alianzas y a cooperación. 

Diferencias entre Fintech y un banco

  • Las fintech están especializadas en diferentes áreas que el banco ofrece, es decir, un banco puede ofrecer más servicios al cliente que una fintech, surgiendo así las ventas cruzadas entre productos, cosa que no ocurre en las empresas Fintech. Por otro lado, las fintech no podemos resolver problemas globales del usuario mientras que un banco si. 
  • Tradicionalmente la banca arrastra una falta de transparencia generando malas experiencias en los clientes. Este es un punto en el que las fintech centran mucho sus esfuerzos, ser lo más claros posibles y poner al cliente en el centro del negocio.
  • Las fintech son empresas más ágiles y disruptivas, como decíamos antes, gracias a una infraestructura más manejable. 
  • Dada la naturaleza tecnológica de las fintech, estas están más orientadas a público entre 20 y 45 años. 
  • Respecto al conocimiento del cliente, y aunque es cierto que los bancos cuentan con el contacto en persona con los clientes, las fintech gozan de un mayor conocimiento de éstos gracias a la tecnología, la monitorización y la analítica, ofreciendo así productos a medida a sus clientes. 
  • Las fintech también son más ágiles a la hora de dar respuesta a las necesidades o peticiones de los clientes. En muchas ocasiones esto ocurre en cuestión de minutos o incluso segundos gracias a la tecnología y la Inteligencia Artificial. 
  • Las empresas fintech tienen menores costes al no depender de sucursales pudiendo así ofrecer productos más accesibles. 
  • Se puede recurrir a los servicios de una fintech las 24 horas al día los 7 días de las semana. 
  • Y por último, una de las palabras más diferenciadoras como puede intuir es la tecnología utilizada. 

La fintech MytripleA

MytripleA es una plataforma de acceso al crowdlending donde las empresas obtienen financiación a través de diferentes productos y los inversores pueden prestar su dinero a cambio de una rentabilidad. Conoce más aquí

Gracias por leernos

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

¿Necesitas ayuda?

Llámanos al 975 245 192 o pon aquí tu móvil y te llamamos nosotros. Un gestor personal te atenderá personalmente y sin compromiso.