Llámanos al número gratuito 919049990

Una de las dudas más recurrentes en el mundo de las finanzas son las diferencias entre los préstamos y los créditos. Es muy importante conocer en qué se caracterizan cada uno de ellos para así poder recurrir al que más nos convenga en cada momento. 

prestamos y creditos

En este artículo te contamos en qué consisten cada uno de ellos y cuáles son sus diferencias, además de cuando nos conviene más solicitar un préstamo para empresa y cuando un crédito. Analizamos sus diferencias en cuanto a plazo, importes, comisiones o costes, finalidad…

Comenzamos.


Préstamos y créditos, ¿Cuáles son sus diferencias?

Préstamo

En un préstamo un prestamista (entidad o persona) entrega a un prestatario un cantidad que éste último tendrá que devolver cumpliendo el plazo pactado junto con unos intereses. Esta devolución se realiza a través de cuotas mensuales, trimestrales… 

Crédito

En el caso del crédito es una cantidad de dinero fijado que se pone a disposición de un cliente. Éste podrá disponer de esta cantidad cuando lo necesite, tanto parcialmente como totalmente. El cliente pagará solo intereses por la parte que utilice. También se puede cobrar una cantidad mínima por la cantidad no dispuesta. A medida que devuelve el dinero podrá seguir disponiendo de más, sin pasarse del límite. También tienen un plazo, pero se pueden renovar o ampliar. 


Tabla resumen de préstamos vs. Créditos

Definición

  • Préstamos: Un prestamista presta una cantidad de dinero a un prestatario que tendrá que devolver según lo pactado con unos intereses.
  • Créditos: Cantidad de dinero fijado que se pone a disposición de un cliente y éste podrá usar según lo necesite.

Comisiones y costes

  • Préstamos: Se cobra un tipo de interés por la totalidad del importe prestado.
  • Créditos: Se cobra por el importe dispuesto. También se puede cobrar una parte mínima por la cantidad no dispuesta pero disponible. 

Finalidad

  • Préstamos: Inversión
  • Créditos: Circulante


¿Cuándo se debe solicitar un crédito y cuándo un préstamo?

La empresa deberá plantearse solicitar un crédito cuando tenga necesidades de circulante y así podrá disponer de una cantidad de dinero sin necesidad de más trámites dado que la empresa contará con una cantidad a libre disposición.

En cambios, para afrontar inversiones, la empresa deberá solicitar un préstamo a devolver en cuotas recurrentes compuestas de capital e intereses. 

Muchas gracias por leernos

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

¿Necesitas ayuda?

Llámanos al 975 245 192 o pon aquí tu móvil y te llamamos nosotros. Un gestor personal te atenderá personalmente y sin compromiso.