Llámanos al número gratuito 919049990

Créditos para empresasSi necesitas financiar tu empresa y no sabes cómo, en este artículo se desarrollan los tipos de créditos a los que una empresa tiene acceso. Pueden ser créditos para empresas o ayudas públicas según la entidad en la que solicites el crédito, además, otros aspectos que determinarán el tipo de crédito son: plazo y cantidad.

Con la revolución de las tecnologías han surgido alternativas para conseguir financiación, que no necesariamente son instituciones bancarias las que te brindan la opción de financiarte, sino que existen plataformas innovadoras que permiten a particulares, financiar el desarrollo de tus proyectos.


Créditos para empresas

Se constituye como toda operación financiera en la que intervienen dos partes. El acreedor es la persona o entidad que realiza el préstamo de la cantidad de dinero necesaria a otra persona o empresa, denominada deudor, que tiene la obligación de devolver dicha cantidad junto con el pago de intereses pactados en el plazo en el que se haya acordado el vencimiento. Normalmente se sujeta a unas condiciones y requisitos dependiendo de tipo de crédito para empresas que se solicite.

Aspectos que determinan los créditos para empresas

Los aspectos principales que determinarán el nombre de los diferentes tipos de créditos para empresas existentes, son:

  • Plazo: Según el periodo de tiempo sobre el que se estime la duración del crédito para tu empresa, se nombrará de una manera u otra.
  • Cantidad: dependiendo el fin para el que vaya destinado el crédito para empresa, se solicitará una cuantía u otra. En base a este factor, también se denominará de diferente forma al crédito.
  • Entidad: Podrán solicitarse a entidades financieras, plataformas de préstamos P2P así como a instituciones públicas que proveen de ayudas a tu empresa.


Tipos de créditos para empresas

Una vez se tiene clara la finalidad del crédito, ante quién solicitarlo, la cantidad y el plazo de vencimiento del mismo, sabremos cual es el tipo de crédito escogido. Algunos de ellos son:

Créditos para empresas bancarios

Son pólizas otorgadas por las entidades financieras que te permiten disponer de ciertas cantidades de dinero procedentes de una cuenta bancaria. Puedes disponer del crédito de forma gradual, total o, por el contrario, puedes abstenerte de utilizar el dinero. 

Los intereses generados por el crédito para empresa bancario se calculan en función de las sumas de dinero que efectivamente son gastadas. Además, por norma general, este crédito está sujeto a límites que, si son excedidos, se traducirá en intereses adicionales.

Crédito para empresas hipotecario

Son créditos para empresas con garantía hipotecaria, esto significa que si tienes una propiedad que pueda ser utilizada como garantía, puedes financiar tus proyectos disponiendo como capital máximo el porcentaje correspondiente al valor de la garantía. 

El plazo de reembolso de este tipo de créditos se determina en función de la cantidad solicitada y en lo referente al tiempo de concesión es superior a otro tipo de créditos debido a los trámites previos que hay que realizar para colocar una propiedad como garantía (papeleo, trámites administrativos…).

Crédito para empresas sindicado

Es el mecanismo perfecto para acometer inversiones o proyectos de gran envergadura. Son créditos de elevada cuantía que no pueden ser concedidos únicamente por una institución financiera, sino que requieren de una pluralidad de prestamistas, que en la mayoría de los casos suelen ser entidades de crédito como bancos y cajas de ahorros. La intención es que converjan de manera mancomunada como un Sindicato Bancario para poner a disposición o conceder de manera unificada un elevado crédito sindicado o varios a un único prestatario.

Los derechos y obligaciones en este crédito de empresa son mancomunados pero, en el caso de incumplimiento por parte de los bancos prestamistas, cada uno responde únicamente por su parte.

Crédito para empresas de avío y refaccionamiento

Ambos créditos para empresas están orientados al fomento de la producción.

  • El crédito para empresas de avío: Se destina esencialmente a fines fundamentales de la empresa. Tienen la obligación de ser invertidos en la adquisición de materias primas y materiales, así como al pago de salarios, gastos directos de explotación y otros.
  • El crédito para empresas refaccionario, en su caso, es dirigido a la compra de aperos, piensos para el ganado, abonos, útiles de labranza… además de, en la compra o instalación de maquinaria, realización de obras etc.


Ayudas públicas para empresas

Otra manera de conseguir líquido para tu empresa es la solicitud de ayudas públicas que, actualmente existen para el desarrollo de proyectos de emprendimiento tanto para empresas nuevas como para empresas ya asentadas en el sector.

Ayudas ICO

Son alternativas al crédito para empresas que necesiten liquidez para la realización de inversiones productivas orientadas a la financiación de autónomos, empresas y entidades públicas o privadas, tanto si son empresas españolas como extranjeras.

La tramitación de este tipo de ayudas se realiza a través de las entidades de crédito que se reavalan con las SGR y SAECA.

ENISA emprendedores

El objetivo principal que persigue ENISA es financiar tu PYME en las primeras etapas del ciclo de vida. No importa la edad que tengas, la finalidad es conseguir evitar las trabas financieras que pudieras sufrir a la hora de realizar las inversiones que entrañe tu proyecto.


¿Alternativa al crédito para empresas y a las ayudas públicas?

Los prestamos P2P o crowdlending son préstamos concedidos a través de plataformas online que ponen en contacto, por un lado, aquellos con necesidades de financiación y, por otro, los particulares o empresas que quieren invertir.

MytripleA brinda la posibilidad de financiar tu empresa y proyectos a través de varios inversores privados, evitando acudir a entidades bancarias y pudiendo realizar todos los trámites desde casa.

Ventajas del crédito para empresas por crowdlending

El crowdlending presenta ventajas notables con respecto a otras formas de financiación:

  • Proceso más ágil y rápido tanto en tramitación como en la concesión.
  • Ahorro en costes financieros.
  • Flexibilidad del importe y plazo de devolución de la financiación.
  • Diversificar la deuda.
  • No tienes que contratar productos adicionales.
  • Amortización total o parcial anticipada del préstamo sin coste.

¿Estás preparado para solicitar tu crédito por crowdlending? Solicita tu préstamo hoy mismo.

Gracias por leernos

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

¿Necesitas ayuda?

Llámanos al 975 245 192 o pon aquí tu móvil y te llamamos nosotros. Un gestor personal te atenderá personalmente y sin compromiso.