Llámanos al número gratuito 919049990

Plan de contabilidadLa gestión contable de una empresa es parte fundamental para la vida de la misma. Conocer bien tu empresa, actividades y volumen de negocio… serán algunos factores que te ayudaran a tomar buenas decisiones y diseñar así el plan de contabilidad que ayude a preservar la salud de tu empresa. Ten en cuenta que un buen plan de contabilidad permite desarrollar también un buen plan de negocio o business plan.


Consejos para elaborar un buen plan de contabilidad

A continuación te enumeramos una serie de consejos que, si los llevas a la práctica, es muy posible que la contabilidad de tu empresa muestre una imagen real y fiable del estado de la misma. 

Lee con atención y conócelos. Te vendrá bien aplicarlos:

Infografía consejos contables

Concienciación de la importancia de un buen plan de contabilidad

Hay que entender la contabilidad como parte fundamental de una empresa. Es una de las herramientas principales que te va a permitir tomar decisiones acertadas que harán más efectiva tu empresa.

Contar con personal cualificado para llevar una buena práctica de tu plan contable

El personal del departamento contable ha de estar bien formado tanto en materia contable como en lo concerniente a la parte legal proveniente de la misma. Debe estar actualizando conocimientos sobre la normativa vigente para no cometer errores que podrán ser irreversibles con posterioridad. 

Además, sería conveniente que tuvieran un manejo fluido de la ofimática o programas que cubran las exigencias de la empresa (programas contables, hojas de cálculo), facilitan la actividad contable.

Conocer y diferenciar bien los conceptos integrantes del plan de contabilidad

Este consejo va ligado con el anterior. Es imprescindible que el personal contable conozca a la perfección los conceptos y no confundirlos en ningún momento (p.ej. ojo con gasto o pago; compra o cobro…). 

Las partidas deben estar cuadradas

Tener clara la información que se registra y plasmar una imagen verdadera permite analizar factores concernientes a la toma de decisiones importantes como pueden ser las decisiones de inversión. Para ello, un estudio trimestral periódico, vendrá bien para detectar recursos ociosos y otros evitables.

Se ordenado, metódico y claro en la elaboración del plan de contabilidad

Sigue siempre un orden que sea metódico y que reporte información clara, así cada vez que consultes el plan de contabilidad te sea sencillo encontrar lo que quieres saber.

La importancia de este consejo es vital para llevar un plan contable claro y evitar una vez más, errores susceptibles de sanción o multa.

Simplifica, no des vueltas a la información de tu plan de contabilidad

Cíñete a los hechos directos que provienen de la contabilidad, es decir, refleja datos reales de los documentos contables sin darle demasiadas vueltas. Cuanto más breve y explícito mejor.

Actualizar diariamente la información del plan de contabilidad

Es necesario estar al corriente de toda la información necesaria y actualizada, es decir, facturas, documentación… hay que seguir una organización estricta del papeleo. Diariamente, se deben actualizar aquellas partidas para evitar posteriores errores de cálculo, de metodología…

Asesórate para que el plan de contabilidad sea lo más real posible

Si te surgen dudas, no te atasques y pide ayuda. Asesorarte en caso de no saber exactamente cómo expresar algún dato o si lo que necesitas es conocer dónde se sitúa alguna partida.

Asesores fiscales, organizaciones… Son perfectos aliados en estos casos.

Revisa el plan de contabilidad al menos una vez antes de finalizar el año

Al menos una vez al finalizar el ejercicio económico, revisa las cuentas. Revisa que todo este donde corresponda, que todo este cuadrado y que nada salga de ojo. Al final, mostrarás la imagen real de la marcha de la empresa.


¿Qué ventajas tengo si sigo estos consejos para elaborar el plan de contabilidad de mi empresa?

Toma de decisiones acertada

Al tener una imagen veraz y fiable, las decisiones son más fáciles de tomar en base a la situación real de la empresa. Permitirá conocer qué es lo mejor y qué se puede evitar para llevar una mejor gestión contable.

Buen plan de negocio

Llevar una buena planificación contable permite elaborar un buen plan de negocio o business plan con unos objetivos claros y precisos que garanticen en mayor medida el éxito del negocio en el que se embarcará la empresa.

Permite conocer la marcha real de la empresa

Podremos realizar una mejor estructuración y distribución de los recursos si la contabilidad la tenemos actualizada y al día, acorde con la situación financiera de la empresa.

Facilidad para presentar los impuestos

Los impuestos es algo que trae de cabeza al empresario. Si el plan contable de la empresa es bueno será la herramienta que nos permita agilizar esta obligación. Un mal plan de contabilidad dificulta esta acción que, si arroja errores, la sanción tributaria podría repercutir sobre la solvencia de la empresa ya que la cuantía suele ser, por lo general, elevada.

Evitar multas y sanciones 

Conocer la ley vigente y atenerte a ella, permitirá evitar estas sanciones en las que la empresa puede incurrir por malas prácticas contables. 

Los tipos de sanciones y multas son diversos. Algunas pueden ser tributarias proviniendo de impuestos o, simplemente de meros trámites de papeles con las distintas instituciones, denominadas administrativas.


Ahora está en ti que estos consejos los tengas en cuenta y los apliques en la contabilidad de tu empresa.

¡Muchas gracias por leernos!

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

¿Necesitas ayuda?

Llámanos al 975 245 192 o pon aquí tu móvil y te llamamos nosotros. Un gestor personal te atenderá personalmente y sin compromiso.