Llámanos al número gratuito 919049990

La principal preocupación de cualquier inversor antes de realizar una inversión es la morosidad. Cuando sobreviene una situación de mora recuperar el dinero pasa a ser una prioridad.

Para recuperar una deuda u operación en mora existen diferentes operativas que vienen determinadas por los plazos y situaciones concretas de cada procedimiento. En MytripleA hay tres productos de inversión distintos que implican una operativa diferente adaptada a cada caso. Empezamos explicándote la terminología utilizada para los préstamos, dónde incluimos la inversión garantizada por SGR y la inversión de alta rentabilidad y riesgo medido. Para ambos casos hay que diferenciar dos casos concretos. El impago o retraso puntual de una cuota y la situación de mora de una operación. Te lo explicamos detalladamente.

¿Qué hace MytripleA para recuperar una deuda u operación en mora?


¿Qué es un impago o retraso puntual?

En el caso de los préstamos, un impago es un retraso puntual de una cuota. En ocasiones se debe a imprevistos e inconvenientes por parte de la empresa, sin embargo en otras, implica un aviso de una posible problemática futura. Se considera impago hasta 90 días. Se pueden dar dos consecuencias derivadas de un impago: 

  • Retraso puntual esporádico. MytripleA contacta con la empresa que impaga y ésta rectifica su error y paga, por lo que se regulariza la operación y se solventa el problema.
  • Retraso puntual continuado. MytripleA se pone en contacto con la empresa y constata la intención de impagar dicha cuota y las siguientes. Durante los 90 días de la situación de impago se intenta recuperar el dinero de manera amistosa pero continuada. Si la operación sigue en impago transcurridos los 90 días pasa a considerarse operación en mora. Dependiendo del tipo operación se procede de diferente manera, te lo contamos a continuación.


¿Qué es mora?

De acuerdo a la normativa del Banco de España en el Artículo 178, apartado 2, letra d) del Reglamento (UE) nº575/2013 se considera una situación de mora en los préstamos cuando la obligación crediticia en mora del impago sobrepasa los 90 días consecutivos.


¿Qué hace MytripleA en una situación irregular?

Como te hemos contado inicialmente, a través de MytripleA se puede acceder a tres productos de inversión diferentes, préstamos garantizados por SGR, préstamos de alta rentabilidad y riesgo medido y factoring. Cada uno implica un riesgo de impago diferente, lo que conlleva una ejecución diferente en cada caso.

¿Qué hace MytripleA cuando una operación de factoring está en una situación irregular?

Las situaciones irregulares en las operaciones de Factoring, cuando se producen, se tienen que analizar varios factores antes de tomar una decisión. 

Normalmente en la mayoría de los casos el documento en el que se basa la cesión puntual/anticipo es “la factura” y aunque existe un vencimiento de la misma, dicho vencimiento no es la fecha exacta en la que se recibe el cobro, por lo tanto, MytripleA controla diariamente los flujos de ingresos en sus cuentas para conciliar los cobros en cada caso y efectúa dicha gestión de cobro ante el deudor.  

 Aunque la casuística es muy variada, podíamos resumir  las situaciones de posible impago de una factura en dos formas de gestionar el cobro. Por un lado, cuando la operación cuenta CON  “seguro de crédito” que cubre la insolvencia del deudor y por tanto estaríamos ante una operación “sin recurso al cedente”, y por otro, cuando la operación no está asegurada y por tanto estaríamos ante una operación “con recurso al cedente”.

Operación CON seguro de crédito y “sin recurso al cedente”

Cuando una factura llega a su vencimiento y no se recibe el cobro del deudor, MytripleA gestiona y reclama dicho cobro, poniéndose en contacto con el citado deudor. Esta gestión se efectúa sin cumplir ningún otro requisito y en un plazo máximo de 60 días desde el vencimiento de la factura. Normalmente  en la mayoría de los casos el cobro se suele producir a los pocos días después del vencimiento. El cedente soporta los intereses generados por la demora en el cobro, los cuales se abonan íntegros a los inversores junto al capital invertido en la factura.

Si pasados estos 60 días no se hubiera recibido el cobro y MytripleA tiene la certeza de que la factura es correcta, daría aviso al “seguro de crédito” como “falta de pago” siguiendo con la gestión de cobro conjuntamente con el “seguro de crédito” y hasta un nuevo plazo de 60 días. Pasados estos nuevos 60 días, se avisa nuevamente al “seguro de crédito” como “insolvencia provisional” pasando el expediente a dicho “Seguro de Crédito”. Los plazos detallados son “máximos” siendo a criterio de MytripleA el acortarlos a conveniencia dependiendo de cada situación concreta.  A los 90 días de la fecha del aviso de “Insolvencia Provisional”, el “Seguro de crédito” nos paga la factura impagada y se le abona al inversor.  

Operación SIN seguro de crédito y “con recurso al cedente”

La operativa que hace MytripleA es exactamente igual que en el caso de que hubiera Seguro de Crédito pero pasado un plazo prudencial (algunos días desde el  vencimiento), la reclamación se la hacemos inmediatamente al propio cedente, teniendo el derecho contractualmente de reclamárselo  judicialmente, todo ello sin dejar de gestionar el posible cobro con el deudor. En este caso y al no existir “seguro de crédito” el cobro sólo lo recibiremos, bien del deudor, bien del propio cedente y una vez efectuado abonaremos el importe a los inversores.

En el caso de las operaciones de factoring y teniendo en cuenta la especial operativa y controles que conllevan (notificaciones de cesión global a los deudores y verificaciones de los créditos comerciales) y al tratarse de operaciones muy recurrentes, la mayor parte de los impagos se regularizan sin problema a los pocos días, aunque no por ello son operaciones exentas de riesgo. 


¿Qué hace MytripleA cuando una operación garantizada está en una situación irregular?

Este tipo de operaciones están consideradas por el Banco de España como “sin riesgo apreciable” y es debido a que en el caso de impago la Entidad de Garantía Recíproca se hace cargo de la operación y devuelve a los inversores el 100% del capital invertido y los intereses ordinarios (es decir, los pactados, excluyendo los intereses de demora). La operativa en este caso se ejecuta de la siguiente manera:

Entra en retraso

MytripleA se pone en contacto con la empresa para el requerimiento de la cantidad correspondiente. Durante los primeros 90 días se intenta en todo momento que la empresa pague la cantidad debida y los intereses de demora de la operación.

Entra en mora

  1. Requerimiento oficial de la deuda. Cuando una cuota supera los 90 días en retraso, se procede a realizar el requerimiento oficial de la deuda ante la SGR (Sociedad de Garantía Recíproca). La SGR está al tanto de la operación en todo momento a través del cuaderno 69 (notificación y comunicación automática entre entidades). 
  2. Regularizar la situación. Cada SGR tiene sus propias operativas y plazos, pero generalmente suele regularizar la situación a las 2 semanas de que la SGR se hace cargo de la deuda, pero puede contar de hasta 60 días para formalizar la deuda. El inversor recupera en ese caso la cantidad invertida y los intereses ordinarios.

Las SGRs suelen ir atendiendo periódicamente las cuotas impagadas, pero también cabe la posibilidad de que cancelen el préstamo de manera anticipada. Por lo tanto, los inversores recibirán la cantidad invertida más todos los intereses ordinarios (independientemente de la fecha de pago) de manera inmediata y podrán volver a invertir para rentabilizar su dinero


¿Qué hace MytripleA cuando una operación con riesgo está en una situación irregular?

Entra en retraso

MytripleA se pone en contacto con la empresa desde el primer momento en el que la empresa se retrasa en su primer pago para regularizar la situación. La devolución de la cuota incluye en este caso el capital más los intereses ordinarios y como añadidura, los intereses de demora correspondientes a los días de retraso que por supuesto irán directamente al inversor, lo que aumentarán los intereses ganados.

Entra en mora

Cuando una cuota lleva más de 90 días en retraso, MytripleA se ocupa de la gestión de recobro de la deuda de la siguiente manera:

  1. En primer lugar se realiza el requerimiento oficial de la deuda. MytripleA actúa como acreedor y reclama el cumplimiento de la obligación al deudor de manera extrajudicial, a su vez, se procede a dar de alta la deuda en los registros de impagos.
  2. Si la empresa sigue sin regularizar la situación se procede a realizar la reclamación judicial. MytripleA adquiere los derechos de crédito de los inversores para presentar la reclamación en su nombre y se inicial una reclamación judicial ordinaria para reclamar la cantidad impagada.
  3. Llegado el caso, se puede llegar a un acuerdo entre todos los inversores y la empresa, en caso contrario, se continuará con el procedimiento judicial.
  4. Si el proceso judicial falla a favor de los inversores, el juzgado podrá ordenar las pertinentes órdenes de embargo sobre los bienes del deudor o de los avalistas. Por lo tanto, en el caso de que la operación cuente con dichos avales, los inversores recuperarán su inversión. Es importante tener en cuenta que, en ocasiones, el proceso judicial puede ser muy largo.

Durante el transcurso de cualquiera de los tres procedimientos, MytripleA está en continuo contacto con los inversores, y además, estos pueden consultar cualquier duda llamando o escribiendo a su gestor personal de inversores o consultando en su panel de control.


Fallido, es cuando la cantidad pasa a considerarse incobrable. ¿Cuándo se da este caso?

Existen tres situaciones principales en las cuales la operación pasa a considerarse fallida:

  • Cuando se acepta una quita, es posible llegar a un acuerdo de refinanciación.
  • Cuando llega la resolución del concurso de acreedores.
  • Si hay un proceso judicial y no se resuelve en 2 años.

En cualquiera de estos casos, los inversores pueden declarar ese importe como pérdida patrimonial para la correspondiente declaración de la renta.

Desde MytripleA trabajamos continuamente para reducir el impacto de una posible inversión fallida y todo el equipo trabaja para recuperar cualquier operación en situación irregular.


Muchas gracias por leernos
¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

¿Necesitas ayuda?

Llámanos al 975 245 192 o pon aquí tu móvil y te llamamos nosotros. Un gestor personal te atenderá personalmente y sin compromiso.